Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Saludo

Discipulado "¿Y Ahora Qué?"

En la Biblia, Jesús nos cuenta la historia de una mujer que encontró una moneda que se le había perdido, y la de un padre que espera con amor y paciencia el regreso de uno de sus hijos, quién se fue de casa y malgastó su herencia en una vida perdida.

Tanto la mujer como el padre, hicieron fiesta en cuanto recuperaron lo que habían perdido. Y el Señor Jesús dice que de igual manera hay gozo en los cielos por un pecador que se arrepiente. Dios te creó para vivir con Él, y sin Él estabas perdido.

Has llegado a conocer a Jesús porque él vino a buscarte y tu respondiste a su llamado. Ahora descubres que tienes en él a un nuevo amigo. Él sabe todo acerca de ti, conoce cada pensamiento, palabra y acción. Él es maravilloso, pero todos necesitamos descubrir la grandeza de su amor y crecer en nuestra relación con él. Este proceso se inicia leyendo Su Palabra, la Biblia, y hablando con él (orando). Tal como Jesús conocía la Biblia, nosotros también debemos conocerla, para saber su voluntad y estar capacitados para tomar decisiones correctas. Tal como Jesús oró, nosotros también debemos orar y buscar la presencia y la dirección de Dios en nuestras vidas.

¡Dios te ama verdaderamente!
¡La decisión que has tomado de recibir a Cristo es motivo para festejar! Y si aún estás por tomarla, te animo a que lo hagas hoy mismo. Los 7 artículos que siguen y puedes encontrar en la Sección "Y Ahora Qué?" tienen como propósito ayudarte en tu crecimiento espiritual.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram