Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Que Mis Enemigos Sean Deshonrados



Antes que me juzgues mal por el versículo de hoy, considerándome mala onda por desearle mal a mis 'enemigos', permíteme explicarte el contexto de esta frase.

El Salmos 6 es una petición que David le hace a Dios, reconociendo que le ha fallado, reconociendo ante Dios que es débil y que merece corrección y disciplina. En lo personal, muchas veces he recurrido a una oración igual, pidiendo a Dios tenga compasión de mí, porque aunque intento hacer lo correcto muchas veces termino haciendo lo incorrecto.

Si te ha pasado lo que a mí, habrás llegado al punto en que las palabras ya no brotan porque no hay más que decir, y es cuando las lágrimas surgen de rabia, de dolor por no haber sido más fuerte o no haber tenido el valor de decir no a tiempo. Y es que surgen aquellos enemigos que te enfrentan y te hacen caer tantas veces: drogas, alcohol, lujuria, adulterio, chisme, mentiras, robo, sexo ilícito, etc.

Lo más maravilloso de esos momentos es cuando comienzas a sentir el abrazo tierno, compasivo, amoroso y perdonador del Señor, quién siempre tiene sus oídos atentos al clamor de un corazón humilde y que reconoce su necesidad. Es cuando reúnes valor para ponerte de pie y perseverar, continuar sin volver atrás, a caminar buscando no pecar más. Y declarar: que el Señor ha escuchado tu oración y por tanto tus enemigos serán deshonrados y aterrorizados y huirán avergonzados.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram