Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

¡Qué Ingrato!



¿Cuántas veces las cosas han salido tan bien que no hemos sido dignos de tomarnos un momento para decir: ¡Gracias, Dios mío!?

En el relato de Esdras se nos narra como el pueblo de Israel dio un primer paso, bastante pequeño por cierto, pero paso al fin y al cabo. El pueblo de Israel había vuelto de la esclavitud y deseaban restaurar la adoración a Dios, por tanto se decidieron a reconstruir el templo. Y ahora había echado los cimientos del templo del Señor. Era tan sólo el inicio, pero ellos estaban sumamente agradecidos con Dios.

¿Cuántas veces no hemos dado gracias a Dios por lo poquito que sí podemos ver? Muchas veces no hemos sido agradecidos con lo poco que tenemos o lo poco que hemos visto. Como que estamos esperando a que esté ‘completo’, para entonces pensar si le damos gracias a Dios, o reflexionar si no fue producto de nuestro esfuerzo.

No nos olvidemos de dar gracias a Dios ¡en todo! Aunque lo que veamos en este momento sea un pequeño paso, o una pequeña cosa.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram