Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Aprende A Disfrutar La Vida

Día 36
Para Aprender A Disfrutar La Vida…
No Permitas Que Te Consuma La Culpa

¿Quién de nosotros no ha cometido error alguno? Lamentablemente la mayoría de nuestros errores resultan en nuestra propia desgracia. En otras ocasiones terminarán en eventos que superan nuestras habilidades o se saldrán de nuestro control. Sea cuál sea, lo que sí es seguro es que experimentamos una inmensa culpa. Pero Dios no quiere que pelees contra la culpa, Dios de hecho se centra más en el perdón.

Nuestro Padre Celestial desde el principio se ha enfocado en el perdón: el hombre le falló, pero Él dijo que enviaría a su Hijo para el perdón de nuestros pecados. Hoy cuando nosotros fallamos, nos enseña a través de Su palabra, la Biblia, que si le pedimos perdón, Él lo hace sin condición. Ahora, lo más difícil es aprender a perdonarnos a nosotros mismos. Y eso es lo que Dios quiere que experimentes.

Él quiere que te arrepientas, y esto significa que comprendas que lo que has hecho está mal, y que buscarás la manera de NO cometerlo más. Pero que no vivas con la culpa, que es vivir reviviendo lo que hiciste mal una y otra vez. Hacer eso no sirve ni soluciona nada. La solución es el arrepentimiento, porque entonces Dios extiende tu perdón; y entonces tú puedes dejar de mirar atrás, y comenzar a ver hacia adelante, hacia esa vida llena de bendición.

Así que el día de hoy dile al Señor: Gracias Dios, porque cuando te desobedezco surge la culpa, pero ayúdame a arrepentirme y confesar mis pecados. Ayúdame a aceptar tu perdón y a renovar mi pasión por Ti. En el nombre de Jesús. ¡Amén!

Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús (Romanos 8:1)
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram