Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Hechos De Los Apóstatas 4

Capítulo 3
Hombre Que Renunciaron
Judas compara a los apóstatas con hombres de la Biblia que cedieron al mal

Judas es un libro acerca de personas que renunciaron al cristianismo. Es acerca de personas que comenzaron bien, pero que chocaron y se alejaron del camino. Como dije al principio, Judas es acerca de la apostasía, que significa “apartarse”.

1) La Caída Al Mal
!Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín, y se lanzaron por lucro en el error de Balaam, y perecieron en la contradicción de Coré. Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados; fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas. (Judas 11-13)

Caín, Balaam y Coré tuvieron un gran inicio. Pudieron haber hecho cosas maravillosas para Dios. Pero el final fue desastroso. De eso precisamente nos habla Judas, acerca de cristianos que no lo lograron.

“Vuestros ágapes” es una frase que se refiere a la “cena del Señor”, las cuáles eran precedidas por una cena en común con todos los miembros de la iglesia.

“Son Manchas” es una palabra griega que se usa para describir rocas escondidas o parcialmente sumergidas contra las cuáles los barcos podían chocar y naufragar. Así que estos hombres eran rocas ocultas en la Cena del Señor; minándolos y trayendo su destrucción. Allí estaban sentados, como si todo estuviese bien. Pero, el bautizarse y tomar la cena del Señor nos asegura que todo está bien.

¿Cómo identificas a un cristiano?
• Profesa a Cristo, con sus labios y su vida.
• Crecimiento personal: fruto y justicia en su vida.

¿Cómo identificas a un apóstata?
• Niega o altera el evangelio
• El vacío o su malicia se revela finalmente.

Los verdaderos cristianos fueron diseñados para ser diferentes de la persona que hace tiempo eran. Los verdaderos cristianos viven una vida sobrenatural, una vida llena del Espíritu que los hace distintos. Así es como podemos saber que alguien es cristiano.

2) Las Mentiras Actuales
• Yo lo hice, yo me curo (abaratar la gracia)
• Soy tan bueno como el de al lado (relativismo, no santidad)
• Si soy feliz, Dios es feliz (narcisismo)
• Lo quiero todo ahora (hedonismo, no fe)
• No puedo, es tan difícil (apatía y aislacionismo)

Hemos desmitificado a Dios, hemos hecho a Jesús un “cuate”, hemos abandonado al Espíritu Santo y olvidado o incluso abrazado a Satanás.

La fe giraba en torno a Dios, a sus mandamientos y principios; es decir en cómo vivir en santidad, en cómo agradarle cada vez más; en cómo pasar la prueba, etc. Actualmente la fe gira en las cosas que deseamos: en obtener popularidad (unción), en obtener riquezas, en vivir sin problemas. Y aunque seamos tan listos como para no expresarlo así, hoy consideramos que el verdadero poder no viene de arriba, sino que surge de nuestro interior, es decir de nuestro propio esfuerzo. El enfoque de nuestra fe se alejó de lo trascendente hacia lo mundano.

3) La Descripción De Un Apóstata
Judas da cuatro descripciones de los apóstatas. Cuidado con a quién escuchas. Porque te pueden influenciar y no puedes confiar en ellos.

• Nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos.
Estás en un campo con semillas sembradas, en espera del agua que les dará el crecimiento, y comienzas a ver en los cielos que aparecen nubes muy prometedoras. Te llenas de esperanzas, te llenas de muchas expectativas porque ya estás en espera de la lluvia. Pero qué decepción tan grande cuando esas nubes pasan sin derramar una sola gota de agua: nada crece en la tierra. Así son los apóstatas, aparecen en un terreno en el que la semilla espera agua (símbolo del Espíritu Santo), y se llenan de esperanza para poder crecer, son personas que prometen mucho, pero dan muy poco o nada; y finalmente se van dejándote vacíos y sedientos, sin crecimiento alguno.

• Árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados.
Un árbol que no da fruto, es un árbol muerto, y tarde o temprano será cortado de raíz. En Jeremías 17:7-8 se nos indica que el hombre que tiene su confianza en el Señor será como árbol cuyas hojas no caen y da fruto todo el tiempo. Revelarse en contra de Cristo es caer en un estado de muerte: tanto en lo natural (sin fruto alguno) y finalmente espiritual (Hebreos 6:4-6). Dos muertes (Apocalipsis 2:11; 20:6): una muerte física y una muerte espiritual. Y finalmente será lanzado (desarraigado) al lago de fuego.

• Fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza.
¿Te ha tocado ver una enorme ola chocando contra la playa? Para comenzar es sorprendente ver cómo se levanta. Y el enorme rugido que se provoca al chocar contra la playa. Pero al regresar deja una estela de espuma, además de algas y plantas muertas. Los falsos maestros llegan a levantarse muy alto, incluso inspiran cierto temor, son muy espectaculares y ruidosos, pero lo que dejan es como la espuma, una falsa ilusión que desaparece poco a poco dejando sólo basura.

• Estrellas errantes
Cada estrella o planeta, se mantiene en constante relación con las demás. Y es que sin la verdad del evangelio guiándolos, andan vagando por el camino amplio que lleva a la destrucción.


4) Verdaderos Cristianos O No
Jesús nos demostró que esto es posible, en Mateo 13 y Marcos 4 en su Parábola del sembrador.
Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno. El que tiene oídos para oír, oiga.

¿Cuál de los cuatro es verdaderamente cristiano?
• Definitivamente, quien cayó junto al camino no lo es. Ya que el evangelio nunca entró a su corazón. No lo permitieron las aves de Satanás.
• Y no hay duda alguna en cuando a quien cayó en buena tierra. Produce buen fruto.
• Pero ¿qué tal los que cayeron en pedregales? Ellos dicen ser cristianos, pero no dan fruto, y bajo el ardiente sol de las pruebas se queman.
• Y tampoco quienes cayeron entre espinos. También claman ser cristianos pero seducidos por las riquezas y los deseos de la carne nunca dan fruto.

¿Seré yo maestro? La diferencia entre un apóstata y un reincidente es sencilla. Un reincidente (alguien que ha vuelto a pecar) quiere siempre regresar a Cristo. El apóstata nunca lo hará, porque según él, nunca ha fallado.

5) El Destino Para Los Apóstatas
Para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.

El infierno. Judas una y otra vez menciona que el Infierno será el destino final de los apóstatas. Y es que el pecado es algo serio para el Señor. Ya que Jesús tuvo que morir en la cruz para recibir el castigo por nuestros pecados. Dios considera una grave traición alejarse del regalo de amor del Señor: la cruz.

El infierno no es sólo estar apartado de Dios. Es un lugar de castigo. No hay que perder de vista que Dios es Amor, es santo pero también es Justo. No podemos predicar del Cielo y olvidarnos del Infierno (Mateo 25:41,46), porque Dios lo ha dicho.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram