Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

De Maravillosas Maneras



Cada quién tiene su propia definición del amor. Los románticos por ejemplo te dirán que: ‘El amor no es algo que queramos sentir, sino algo que sentimos sin querer’. Los científicos te aclararán que: ‘El amor es el fenómeno integral que involucra nuestro cerebro y nuestros órganos productores de hormonas, como la hipófisis y la glándula adrenal’. Los esotéricos te dirán algo como: ‘El amor es algo que sobreviene y se apodera de ti como un hechizo’. Y también las adolescentes tienen su opinión: ‘Amor es cuando le dices a un muchacho que te gusta su camisa y él la usa todos los días’. Y no pueden faltar los niños: ‘Cuando mi abuelita empezó a padecer artritis no podía pintarse las uñas de los pies; así que mi abuelito se las pintaba todo el tiempo aun cuando empezó a padecer artritis en sus manos, eso es amor.’

Hemos procurado con mi esposa demostrarnos nuestro amor de muchas formas posibles: sorpresas, palabras, cartas, cenas, regalos, flores, peluches, etc. Y cada vez que lo hacemos, el resultado es maravilloso. Nuestro estado de ánimo cambia, nos sentimos realizados, nuestra autoestima se eleva, etc. Y eso que nuestras demostraciones son limitadas: al tiempo, al dinero, a las circunstancias, etc.

Pero hay un ser maravilloso, que no solamente ama, sino que Él mismo es amor: Dios. Y cada vez que tú te atrevas a decirle como David, ¡demuéstrame tu amor de maravillosas maneras!, serás divinamente sorprendido: te quedarás con la boca abierta, lágrimas brotarán sin que puedas contenerlas, ¿mariposas en el estómago? Sentirás pterodáctilos, porque para Él no hay ningún límite, y sobre todo, Él conoce la forma en que su amor inagotable te llegará profundamente. ¡Atrévete!
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram