Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

¿Al Estilo Microondas?



Con eso de que está fallando el microondas de mi casa, quería investigar cuál podría ser la mejor opción de compra. Pero ya sabes, una cosa me llevó a otra. Comencé poniendo en Google ‘microondas’ y me fui a las imágenes, lo que me llevó a leer las especificaciones de los más bonitos; y esto me llevó a investigar a que se refiere algunas especificaciones y terminé leyendo artículos muy interesantes acerca de la ‘generación microondas’ (es cómo nos llaman ahora porque queremos todo de manera instantánea). Con razón tantas personas se envician en la internet.

Bueno, esto me llevó a reflexionar acerca de un fenómeno que se da en cuanto al crecimiento del creyente, y a los ministerios. ¡Muchos se están forjando al estilo microondas! ¿Cómo? ¡Sí!, quieren surgir en 5 minutos. No quieren pasar todo el proceso largo que amerita la madurez.

Pero bueno, ¿qué tiene de malo ser al estilo microondas?

1) Un Microondas no sirve para cocinar, solo para recalentar.
Cualquiera que quiera ver resultados rápidos se enfrentará al problema de que a la larga no servirá, porque descubrirá muchas partes crudas. Para que algo esté cocinado en su punto, se requiere de tiempo.
Muchos quisiéramos ver resultados semanas después de comenzar a caminar en Cristo y estar al ‘nivel espiritual’ de sus pastores o creyentes ejemplares de su congregación; o quisieran tener un ministerio como el de Dante Gebel, Marcos Witt, Andy Stanley, etc., pero olvidan que detrás de esto hubo también un proceso que comenzó en el punto 0. No olvides que un buen creyente, un buen ministerio no se puede cocinar de manera express, ya que la madurez requiere tiempo. Un ministerio sólido requiere tiempo. 

2) Un Microondas calienta rápido, pero lo caliente no dura mucho.
Dale a una comida 2 o 3 minutos dentro del microondas y para sacarlo tendrás que usar guantes porque estará sumamente caliente. Pero déjalo reposar el mismo tiempo y si lo intentas comer ya estará frío.
Debes recordar que tu caminar en Cristo no es una carrera de velocidad, sino una carrera de resistencia. Por eso el Señor Jesús recompensará a todo aquel que persevere. Así como en lo natural debes aprender a disfrutar tus etapas: niñez, juventud, adultez; en lo espiritual debes ir paso a paso: como bebé anhelar la leche espiritual, para crecer y llegar a la etapa madura de alimento sólido. Y en lo ministerial de igual forma, soñar en grande pero avanzar de poco en poco. El problema de hacerlo al estilo microondas es que calienta demasiado que les resulta sumamente difícil sostener ese fuego por mucho. Y muy probablemente terminen agotados y frustrados.

3) El Microondas no caliente de manera uniforme
¿Has notado que después de calentar algo en el microondas, hay partes muy calientes, mientras que otras totalmente frías? Por un caldo y muy probablemente el recipiente esté caliente, pero el caldo no.
Un creyente o ministerio al estilo microondas descubrirá que hay áreas de su vida que no están listas. Y precisamente esas áreas son las que lo pueden llevar al fracaso. 

4) El Microondas necesita ser monitoreado constantemente
El microondas tiene algo muy práctico, tiene funciones predeterminadas como el tiempo y calor necesario para palomitas, o pizzas, o agua hirviendo, etc. Pero no es 100% seguro, las palomitas por ejemplo puede que no sea suficiente y queden sin reventar muchas, o sea demasiado y se comienzan a quemar. Y cualquier alimento que pongas en microondas tienes que estar allí para checar que no se pase.
Cualquier creyente o ministerio al estilo microondas se involucra en mucho, o busca estar en todo, pero resultan poco confiables porque como están al estilo express, consideran que pueden hacerlo solos, y no piden consejo ni asesoría por lo que fácilmente Siempre suelen meterse en problemas, o terminar con los ánimos hasta los suelos deseando tirar la toalla y hasta renunciar.

5) El Microondas es tan común
Pocas casas no tienen microondas. La mayoría lo usa, y eso me recuerda que hay muchos llamados, y pocos escogidos. ¿Será acaso porque muchos prefieren ser al estilo microondas, sin esfuerzo, sin dedicar tiempo necesario; pero pocos prefieren perseverar?

Te pregunto ¿quieres ser un creyente o formar un ministerio al estilo microondas? o ¿prefieres que el Señor se tome su tiempo para asegurar el éxito de la obra que ha comenzado a realizar?
  •  
Julito Julito Author
Anónimo dijo...

Qbno Julio..ALGO ASI NECESITABA LEER

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram