Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Aprende A Disfrutar La Vida

Día 24
Para Aprender A Disfrutar La Vida…
Saluda A Dios Cada Mañana

Piensa en lo siguiente, si eres de los que acostumbran dormir hasta tarde, ¿quién te despierta? ¿Sabes quién es el que te despierta cada mañana soplando permitiendo que exista dentro de ti su aliento de vida? ¡Sí, lo creas o no, Dios! ¿Has apartado ese momento en que abres los ojos para decirle al menos “Buenos días Señor, ¡te amo! Gracias por este día, y ¿qué hay para hoy?”

Lamentablemente el estrés de la vida, los exámenes, la escuela, el trabajo, el desayuno de la familia, etc. Nos hacen correr más fácilmente de lo que corremos para buscar a Dios y de Dios. Si tan sólo dedicáramos los primeros 5 minutos de cada día al Señor, para alabarle, para agradecerle por la vida y el día más que te está permitiendo, para expresarle tu confianza en Él y pedirle su dirección, o leyendo su palabra, verás como tu vida tiene un giro muy especial.

Nunca olvides que Él envió a su Hijo Jesús a morir por ti, a darlo todo por ti. La respuesta mínima que espera de nosotros, es que cada día le saludemos y le agradezcamos. Él se lo merece, se merece nuestras oraciones, nuestra gratitud, nuestros cantos, nuestro amor, y se lo merece cada día, no sólo los domingos.

Por eso, el día de hoy dile al Señor: Querido Dios, muchas veces, me distraigo fácilmente por las tareas, por los amigos, por el chat, por el trabajo, por los problemas, en fin, por las presiones de la vida, y se me olvida que Tú eres real. Ayúdame a confiar más en ti, a buscar más de ti cada día, desde hoy y para siempre. ¡Amén!

Hazme oír cada mañana acerca de tu amor inagotable, porque en Ti confío. Muéstrame por dónde debo andar, porque a Ti me entrego. (Salmos 143:8)
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram