Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Aprende A Disfrutar La Vida

Día 85
Para Aprender A Disfrutar La Vida…
Encara Los Errores

A nadie le gusta fallar, sin embargo todos cometemos errores. Y no importa si te consideras una buena persona, en más de una ocasión “la vas a regar”. Algunas veces serán accidentalmente, otras más por imprudencia, otras más por falta de información, y algunas totalmente a propósito. Pero recuerda lo siguiente, Dios estará siempre allí para ayudarte, para darte la mano y encarar esos errores, afrontar las consecuencias, aprender de ellos y salir más fortalecido.

¿Qué puedes hacer cuando cometas algún error?
1) Si lo que has hecho es algo que ofende a Dios (pecado)… desiste, deja de hacerlo ya, párale y aléjate de las personas o circunstancias que te orillaron a ceder.
2) Si fue un error, aprende de ello y no lo repitas (esto significa ser inteligente).
3) Si lastimaste a alguien, pedir perdón es necesario (esto significa hacer lo correcto a pesar de lo que cueste).
4) Pero siempre pide perdón a Dios (Él siempre te perdonará, pero tú siempre necesitas pedírselo).

Los errores son el precio a pagar por ser humanos; repetir los errores es el precio a pagar por ser tontos. Así que tú no seas insensato: aprende de las experiencias, pero a la primera.

Así que dile hoy al Señor: Querido Dios, ayúdame a ir por el camino correcto, a hacer las cosas bien, y cuando falle a aprender para ser mejor. Ayúdame a pedir perdón y a corregirlos inmediatamente. En el nombre de Jesús. ¡Amén!

En cambio, Dios eligió lo que el mundo considera ridículo para avergonzar a los que se creen sabios. Y escogió cosas que no tienen poder para avergonzar a los poderosos (1 Corintios 1:27).
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram