Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Aprende A Disfrutar La Vida

Día 86
Para Aprender A Disfrutar La Vida…
No Confíes En Tus Temores

En la vida te toparás con situaciones y circunstancias que harán que pierdas toda esperanza. En esos momentos sumamente difíciles, es más fácil poner nuestra fe en que todo está perdido, pero tú debes aprender a poner tu fe en las promesas de Dios, ya que éstas siempre se cumplen. Nunca debes olvidar que Dios es bueno; su amor es para siempre; que ha prometido darte vida eterna. Y lo más importante, lo que ha prometido, ¡lo cumple!

Cada vez que te halles en esa situación desesperanzadora, atrapado en la tristeza, el dolor o el desánimo, ¡no permitas que tus temores se hagan realidad!, ¡confía en Dios! ¿Cómo le puedes hacer? Acercarte más a Jesús, procura meditar más en la Palabra de Dios y en sus promesas, convive más con otros chicos que tengan su fe puesta en el Mesías. Y si tú encuentras a un amigo en esta situación, recuérdale que la paz se encuentra solamente al tener una relación con Dios a través de Jesús.

Este mundo es un lugar de pruebas y problemas, pero tú no dejes de confiar en Dios. Él te ha prometido su paz, su gozo, y vida plena, abundante y eterna. Ah, y por supuesto, Dios mantiene su palabra hoy, mañana y siempre.

El día de hoy dile al Señor: Querido Dios, viviré con esperanza. Cada vez que me encuentre en desánimo, te buscaré aún más. Si voy caminando debilitado, buscaré que me fortalezcas. En cada área de mi vida, confiaré en Ti. En el nombre de Jesús. ¡Amén!

Esta esperanza es un ancla firme y confiable para el alma; nos conduce a través de la cortina al santuario interior de Dios (Hebreos 6:19).
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram