Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Aprende A Disfrutar De La Vida

Día 17
Para Aprender A Disfrutar La Vida…
Debes Aprender A Compartir Tu Fe

Una de las mejores formas de afianzarte en tu fe es compartirla, y eso es precisamente lo que Dios quiere que hagas. Y definitivamente debemos ser valientes para compartir nuestra fe con los demás.

Notemos lo siguiente: Tú vives en un mundo que necesita desesperadamente el mensaje de sanidad de Jesucristo. La sociedad se ha alejado tanto de Dios, y cada día se aleja más, que hoy se enfrentan a las consecuencias dolorosas del camino que han elegido. Cada día más violencia, cada día más hogares de padres separados, cada día más divorcios, cada día más drogadicción, cada día más soledad, cada día más jovencitas embarazadas e incluso abortos, etc.

Cada creyente tiene la responsabilidad de compartir las Buenas Noticias y tengo que recordarte que para compartir tu fe necesitas hacerlo a través de tus palabras y tus acciones. No dejes pasar ni una oportunidad de compartir lo que crees y demostrarlo.

Dile al Señor este día: Dios, Tú enviaste a tu Hijo Jesús a morir por mis pecados. Sufrió hasta la muerte para que yo fuese salvo y tuviese oportunidad de disfrutar de una vida de bendición. Tengo vida eterna por su sacrificio. Permíteme ahora compartir cada día esta Buena Noticia a este mundo que lo necesita tan desesperadamente tu mano sanadora y la salvación de tu hijo Jesús. Permíteme compartir este mensaje con mis labios y con mi vida, hoy y siempre. En el nombre de Jesús. ¡Amén!

En cambio, adoren a Cristo como el Señor de su vida. Si alguien les pregunta acerca de la esperanza cristiana que tienen, estén siempre preparados para dar una explicación (1 Pedro 3:15)
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram