Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

¿Qué Te Estorba?

¿Qué Te Está Estorbando?
Cierto joven quería seguir a Jesús, pero sus posesiones y riquezas le impidieron seguirle.
Descubre si hay algo que esté estorbando tu relación con Cristo y quítalo de en medio.

Donde ustedes tengan su tesoro, allí tendrán también su corazón. (Lucas 12:34)

Jesús tiene la forma de ver lo que hay en nuestros corazones. Y siempre busca la manera de sacar lo mejor que hay en él. Por ejemplo: tenemos la historia del rico que preguntó a Jesús cómo obtener la vida eterna. Jesús le dijo: “Vende todo lo que tienes y dalo a los pobres, y harás tesoros en el cielo”.

Jesús sabía exactamente lo que estaba deteniendo a este joven en su deseo de seguirle: sus riquezas y posesiones. Lamentablemente este hombre rehusó la invitación de Jesús.

Y es que el interés de este hombre en Jesús y su Reino tenía un límite. Si seguir al Mesías significaba perder todas sus riquezas, entonces no estaba dispuesto a seguirle. La verdad es que era un idólatra, amaba más el oro que a Dios. Amaba más sus posesiones que a las personas ya que no estuvo dispuesto a compartir sus bienes y posesiones para ayudar al pobre.

¿Hay algo que esté estorbando tu relación con Jesús? Quizás no sea el dinero, pero que me dices de algún pecado que disfrutas una y otra vez, quizás tu estilo de vida sea más importante que seguir a Jesús, una actitud, etc. Cualquiera de estas cosas, y muchas otras más, pueden ser impedimentos para seguir a Jesús, pero no si te arrepientes, te vuelves y sigues a Jesús.

Quita de en medio ese estorbo, y permite que Jesús sea el objeto total de adoración en tu corazón, y recibe la nueva vida, plena y abundante, que Él te quiere dar.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram