Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Mientras Sean Chicos

Mientras Sean Chicos
¿Por Qué Será Tan Importante Compartir Los Valores De La Palabra Con Nuestros Hijos?
Descubre cómo podemos ayudar a nuestros hijos a caminar por esta vida.

¿Cómo puede mantenerse íntegro el joven?, viviendo conforme a tu palabra. (Salmo 199:9)

Una encuesta aplicada a chicos de 12 y 13 años de edad y a la par a adultos, reveló que lo que una persona cree desde la edad de 13 años es muy similar a lo que cree cuando muere.

Esto me hizo pensar en que no debemos esperar a que nuestros hijos sean adolescentes para poder explicarles las verdades espirituales, ellos ya las entienden desde la infancia. Aquellas verdades como: la salvación por gracia por medio de la fe y no por buenas obras. Cosas como que nuestro corazón tiene inclinación al pecado por naturaleza, y por eso necesitamos el perdón de Dios.

En nuestros hogares, deberíamos estar aprendiendo acerca de las Escrituras, y de cómo vivirla. Es en el hogar donde nuestros hijos pueden aprender y comenzar a vivir los principios y valores que nuestro Dios dejó para su pueblo. No debemos esperar a que sean "grandes" para que puedan entenderlos, porque de hecho ya tienen la capacidad de entender muchas cosas.

Por qué no hace una lista de 8 o 10 principios o verdades de la Palabra y comienza a enseñarla (o continúa enseñándolas) a sus hijos. Ah, pero también ore al Señor para que Él pueda afirmar en su propia mente y corazón esos principios para que pueda trasmitirlas con el ejemplo.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram