Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Adaptación VS Transformación

¿Te adaptas O Te Transformas?
¿Un Camaleón Adapta Su Color O lo Transforma?
Descubre cuál es la forma en que podemos transformar este mundo para Cristo



La Escritura entera es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos, para reprendernos, para corregirnos y para indicarnos cómo llevar una vida justa. De esa manera, los servidores de Dios estarán plenamente capacitados para hacer el bien. (2 Timoteo 3:16-17)
Alguien dijo alguna vez: El desastre más grande de la mayoría de los cristianos es que "No es verdad que se sostengan en la Verdad". Y es que, tristemente, cada día menos creyentes sostienen su vida en la Palabra de Dios. ¿Quieres que te lo pruebe?

¿Cuántas canciones te sabes de memoria? Te aseguro que cada una de ellas tiene por lo menos 3 o 4 estrofas. ¿20? ¿30? Ahora te pregunto: ¿cuántos versículos de la Biblia te sabes?
¿Cuántos libros has leído este año? ¿Uno? ¿Dos? Ahora te pregunto: ¿has leído por lo menos un libro completo de la Biblia durante este año?
¿Cuánto tiempo pasas frente a un monitor o chateando en el msn durante el día? Ahora te pregunto: ¿cuánto tiempo pasas leyendo la Palabra de Dios? Creó que ya quedó claro.

La mayoría de los cristianos está basando su vida cristiana en lo que dicen cantantes (y muchos de ellos ni siquiera cantan cosas bíblicas), en frases escritas en playeras o sourvernirs que consiguen en cada congreso. O en “rhemas” (a veces contrarios a la Palabra de Dios) que dan algunos cristianos iluminados.

¡Sí! Nos hemos “adaptado” al espíritu de nuestra era. Y en vez de transformar al mundo como nos anima la Escritura, la Iglesia se ha ido tras cursos y recursos. Viendo cuáles son las tendencias de la música, de la moda, o de un grupo específico, etc., para “adaptarnos” a ellas y “atraerlos” a los pies de Cristo.

¡Cuidado! No se trata de que: “Voy a alcanzar pandilleros, me haré piercings y tatoos para ser uno de ellos”. Con pensamientos así, pronto llegaremos a decir: “Voy a alcanzar a chavos y chavas que han tenido sexo fuera del matrimonio así que yo también lo tendré para poder comprenderlos” o “Voy a alcanzar a chicas que han abortado, así que también lo haré para poder entenderlas” o “Voy a alcanzar a drogadictos, probaré las drogas para entenderlos” ¡Qué absurdo! ¿Verdad? Pero es el mismo principio. No podemos “adaptarnos” o “conformarnos” a las tendencias del mundo para transformarlo. Por eso muchos, en vez de estar cambiando y transformando al mundo, hoy se encuentran cambiados por el mundo.

Es por esto que hoy vemos a creyentes cantándole a un “Amor platónico y prohibido”, o dedicándole canciones de sufrimiento y dolor a un amor perdido demostrándole que “un ángel llora” repitiéndole una y otra vez “yo te extrañaré”. A chicas vistiendo o tatuándose sensualmente imitando a las cantantes de moda, poniendo en primer lugar el cuerpo antes que la belleza interior. A chavos jugando con las chicas cambiando de novia como cambian de ropa; y algunos noviecitos enviándose videos o mensajes más llenos de erotismo que cualquier revista o sitio para adultos del mundo.

¿Te estás adaptando o estás transformando? No tienes porque adaptarte a las tendencias del mundo. Al contrario tú puedes dictar la tendencia. Para transformar a este mundo necesitamos pararnos firme en la Palabra de Dios y ser radical: obedeciéndola. Al hacerlo tu vida será transformada desde tu interior y obviamente podrás transformar el mundo que te rodea. No existe otra forma.

Sé radical siendo obediente a la Palabra de Dios en cada área de tu vida y podrás ver como tu vida no se adapta o conforma a este mundo. Al contrario, tú serás un agente de Dios para transformar a este mundo que cada día está más perdido.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram