Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Ten cuidado con los pasatiempos

Vivir conforme a la voluntad de Dios, no consiste en recibir una lista de 'cosas buenas por hacer' y 'cosas malas por NO hacer'. Pero sí es una vida que exige 'examinar cuidadosamente' todo lo que planeas hacer, a fin de elegir con cuidado aquellas que te convienen. Resumido, «Eres libre de hacer lo que quieras.» Pero no puedes olvidar que no todo lo que uno quiere, conviene; por eso no permitas que nada te domine.

Puede ser que tu profesión te apasione, y no tiene nada de malo; pero si te atrapa te conviertes en adicto al trabajo, descuidarás a tu familia y hasta tu salud. Quizás eres muy bueno en algún deporte, pero si te atrapa o domina tu pasión, terminarás alejando a seres queridos de ti al ignorarlos. Quizás disfrutes las redes sociales, pero si te dominan terminarás perdiendo amigos reales, comunicación real y necesaria con tus padres y hasta descuidando tus estudios. Y así podría seguir con más ejemplos. Pero lo más peligroso, es que si te dejas dominar por tus gustos o intereses hasta estos extremos, las cosas espirituales comenzarán a parecerte tontas, absurdas y sin sentido. Notarás que la iglesia, el compañerismo con otros creyentes (grupos pequeños), la oración, la lectura de la Biblia ya no tendrán importancia en tu vida y hasta las llegarás a considerar una pérdida de tiempo. La consecuencia de esto, tu relación con Dios se verá interrumpida. ¡No lo permitas!

Aprende a disfrutar de todo cuanto hagas, pero No te dejes dominar por nada. Pon a Dios siempre en primer lugar en tu vida.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram