Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Tres Invitaciones De Jesús Para Ti

3 Invitaciones de Jesús Para Ti
¿Qué cree que es el cristianismo o la iglesia para ti? Dos respuestas muy comunes:
1) Crees que la iglesia es un lugar donde se reúnen personas consagradas, muy religiosas, o perfectas? O ¿Crees que el cristianismo solamente es llegar a culto los domingos y guardar ciertas reglas o mandamientos?

La verdad es que la vida cristiana consiste en tener una relación más cercana con Jesucristo. Esta relación nace al aceptar una sencilla invitación que Jesús te extiende, sin importar tu pasado, tus errores, o tu carácter; para Él nada de eso importa. Él te mira con una sonrisa, y con compasión te hace unas invitaciones bastante sencillas: «Sígueme, Cree en mí y Permanece».

1. SÍGUEME
Mateo 9:9-13. "Mientras caminaba, Jesús vio a un hombre llamado Mateo sentado en su cabina de cobrador de impuestos. «Sígueme y sé mi discípulo», le dijo Jesús. Entonces Mateo se levantó y lo siguió. Más tarde, Mateo invitó a Jesús y a sus discípulos a una cena en su casa, junto con muchos cobradores de impuestos y otros pecadores de mala fama. Cuando los fariseos vieron esto, preguntaron a los discípulos: «¿Por qué su maestro come con semejante escoria?». Cuando Jesús los oyó, les dijo: «La gente sana no necesita médico, los enfermos sí». Luego añadió: «Ahora vayan y aprendan el significado de la siguiente Escritura: “Quiero que tengan compasión, no que ofrezcan sacrificios”. Pues no he venido a llamar a los que se creen justos, sino a los que saben que son pecadores».

- ¿Sabes qué pensaban en aquella época acerca de los recaudadores de impuestos? ¡Eran considerados traidores, rateros, abusadores! ¡De lo peor!

- ¿Te has alejado de la búsqueda de Dios por alguna persona religiosa? Los fariseos en los tiempos de Jesús no buscaban a la gente necesitada, se alejaban de aquellos que llevaban una vida desordenada, sin importarles si quiera si a los mejor ellos querían cambiar. Hay personas religiosas que sólo se la pasan señalando y diciendo “estás mal”, “no se junten con esa chusma”.

- ¿Has pensado que ese es el “celo por las cosas de Dios”? Los fariseos pensaron lo mismo y no se dieron cuenta de cuán alejados tenían el corazón de Dios (Mateo 23:23-28)

- En el nuevo testamento podemos ver como Jesús se sentía a gusto al sentirse rodeado de recaudadores de impuestos y pecadores que deseaban buscarle.
- ¿Qué significa "los sanos no tienen necesidad de médico, yo vine para los que están enfermos" para ti?

- Espiritualmente hablando ¿eres de los sanos o de los enfermos?

Jesús extiende su invitación a todas las personas que tienen la certeza de que algo está mal en sus vidas, pero que no saben bien qué hacer ni cómo remediar su situación. Invita a todos aquellos que sienten (y saben) que no son la clase de persona que podrían ser. Jesús no le pidió a Mateo que mejorase como ser humano antes de que pudiera seguirlo a Él. Tampoco Jesús te pide eso a ti. Con el tiempo, dentro del contexto de su relación con Jesucristo, Mateo experimentó una increíble transformación en su vida. Eso fue un fruto de su relación con Jesús.

2. CREE EN MÍ
Juan 7:38 "¡Todo el que crea en mí puede venir y beber! Pues las Escrituras declaran: “De su corazón, brotarán ríos de agua viva”»"

La invitación inicial de Jesús hacía sus discípulos era simple: «Sígueme». Los hizo parte de su vida, de su misión, incluso los llegó a llamar «amigos». Con el paso del tiempo, aquellos que seguían a Jesús comenzaron a comprender el carácter de Dios a través de Jesucristo y ese descubrimiento los llevó a tomar un segundo paso: Creer.

Publicidad engañosa: te ofrecen un producto gratuito sin decirte que es necesario comprar otro. O
- Aparatos para bajar de peso con sólo ejercitarse 15 minutos al día y lograr en meses el cuerpo que alguien ha podido lograr después de dos años de gimnasio y estricta dieta.
- Las cadenas de mail en las que al enviar no se a cuantos más se cumplirá tu deseo.

¿Cómo te sentiste después de haber sido presa de publicidad falsa? ¿Enfadado? ¿Traicionado?

Los sistemas religiosos tienden a usar publicidad falsa para llamar a más y más personas.
- Venga con nosotros y ¡pare de sufrir!
- Venga a Jesús y sólo declare, decrete y selle para que puras cosas buenas le sucedan.
- Venga a Jesús y Él cambiar su dolor en dólares.
- Venga con nosotros porque es la única manera de ser salvo.

Es por ello que los sistemas religiosos se descalifican unos a otros. Otros más entonces aseguran que “todas las religiones llevan a lo mismo”, y sí es cierto, llevan a nada. Y es que Jesús no vino a imponer una religión, ni siquiera dijo lo que muchas de las religiones afirman. Por el contrario, Él nos dijo que en el mundo tendríamos aflicciones, que pasaríamos por pruebas y momentos difíciles, que en ocasiones habría escasez, pero que Él siempre estaría con nosotros, todos los días.

Al tener una religión tú depositas tu confianza en tus propias fuerzas, o en la apreciación que otros tienen de Dios. Pero Cristo quiere que creas en lo que Él ha hecho por ti (Romanos 3:21-24), que deposites tu confianza en Él, que creas en Él.

Recuerda que Jesús vino a decirte "¡Sígueme! Y ahora que estás conmigo, ¡cree en mí!". Y es que la gente puede decir mucho acerca de Jesús, pero sólo cuando le sigas podrás entenderle.

En cierta ocasión (Mateo 16:13-17) Jesús le preguntó a sus discípulos: ¿Quién dice la gente que soy?, pero la pregunta más importante fue la que hizo después: ¿Quién dicen ustedes (que me están siguiendo de cerca) que soy?, y fue en ese momento que Pedro le fue revelado por DIOS que Jesús era el Mesías.

- ¿Crees que Jesús es quien dijo ser?
- ¿Crees en lo que Jesús ha hecho por ti?
- ¿Crees que Jesús puede sanarte?
- ¿Crees que Jesús puede proveer para tus necesidades?
- ¿Crees que Jesús es digno de tu adoración y de tu amor?

3. PERMANECE EN MÍ
Juan 8:31 Jesús les dijo a los que creyeron en él: Ustedes son verdaderamente mis discípulos si se mantienen fieles a mis enseñanzas.

Ya vimos que la invitación inicial de Jesús es: ¡Sígueme! Jesús te invita a seguirle, hasta que llegas al punto en el que no te queda la menor duda de que Él es quien dice ser. La creencia, la fe, y la certeza de que Dios nos ama y tiene planes de bien para nosotros, se convierten en la razón principal por la cual obedecemos. Y es que el obedecer, el poner en práctica Su palabra nos hace permanecer firmes (Mateo 7:24-25).

Muchas personas no comprenden esto porque no le siguen y obvio no creen en Él. Pero:
- ¿Qué locuras o cosas extremas has hecho para expresar tu amor por otra persona?
- ¿Acaso lo entienden los demás o sólo tú por estar enamorado?

Dios fue al extremo por amor: Porque de tal manera amo Dios al mundo que dio la vida de su Hijo. Juan 3:16. ¿Y tú?

Ahora, piensa en lo siguiente:
- ¿Alguna vez te has lamentado por obedecer las enseñanzas de Jesús?
- ¿Alguna vez te has lamentado por no haber obedecido a Jesús?

En la iglesia tú encontrarás cosas maravillosas: música hermosa, gente maravillosa, predicas preciosas. Pero todas esas cosas no cambian tu vida. La obediencia a Cristo es lo que hace la diferencia práctica en el desarrollo de tu vida. (Santiago 1:22; 2:14,18,22)

La fe en Cristo se refleja en la obediencia, en las obras que tú haces.

Conclusión
La invitación de Jesús es sencilla: ¡Sígueme! Al seguirle comenzarás a creer en Él, en lo que Él hizo por ti, en lo que está haciendo por ti y lo que aún hará. Y esa fe en Él traerá como fruto obras, obediencia a Su Palabra.

- ¿En qué etapa te encuentras?
- ¡Sígueme! ¿Qué esperas, Dios te ha estado llamando desde hace mucho y hoy lo hace de nuevo.

- ¡Creer¡ Proverbios 3:5-6 Confía en el SEñOR con todo tu corazón, no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar. Él está allí contigo, nunca te dejará ni te abandonará y hoy quiere recordártelo. Él ha hecho todo a tu favor.

- ¡Permanecer! ¿Cuáles áreas de tu vida necesitas entregar en obediencia a Cristo?
Jesús no vino a imponer una religión, sino una relación entre Dios y los hombres. Entre Dios y tú que no eres perfecto pero que deseas su ayuda, y en el contexto de esa relación tu fe se irá afianzando en lo que Él ha hecho, está haciendo y es capaz de hacer por ti, trayendo como fruto obras producto de la obediencia a Su Palabra.

¿Aceptas su invitación?
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram