Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Aprende A Disfrutar La Vida

Día 61
Para Aprender A Disfrutar La Vida…
Mantente Creciendo Espiritualmente

¿Podrías considerar que ya eres totalmente maduro? ¡Espero que no! Existe un dicho que me encanta: “Mientras una fruta está verde, irá avanzando hacia la madurez. Pero cuando la fruta está madura, irá avanzando hacia su pudrición”. Esto significa que en esta vida, debes mantenerte creciendo, siempre. Y en lo espiritual es exactamente lo mismo, el día que decidiste caminar por fe con Dios, no eras “perfecto”, y Dios tampoco esperaba que lo fueses.

Día a día nos irá perfeccionando, nos irá encarando a situaciones que exigirán que crezcamos en amor, fe y conocimiento de nuestro Salvador. Y eso será todos los días de nuestra vida. Es por ello que debes estar preparado para cada una de esas situaciones, que son algo así como un examen, estudiando Su Palabra, obedeciéndole en lo más mínimo, permitiendo que Su Espíritu Santo te guíe, e imitando a Su Hijo (esto significa ser y actuar como él cuando estuvo en esta tierra).

Así que el día de hoy dile al Señor: Querido Dios, puedo saber por tu Palabra que Tú estás obrando en mi vida, te pido que nunca dejes de hacerlo, que siga creciendo hacia la madurez en la fe cada día de mi vida. Muéstrame tu sabiduría, y permíteme vivir de acuerdo a Tu Palabra y Tu voluntad. En el nombre de Jesús. ¡Amén!

Así que dejemos de repasar una y otra vez las enseñanzas elementales acerca de Cristo. Por el contrario, sigamos adelante hasta llegar a ser maduros en nuestro entendimiento. No puede ser que tengamos que comenzar de nuevo con los importantes cimientos acerca del arrepentimiento de las malas acciones y de tener fe en Dios. (Hebreos 6:1)
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram