Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Aprende A Disfrutar La Vida

Día 16
Para Aprender A Disfrutar La Vida…
Entiende Que Tu Familia Te Ama

Una familia es un tesoro de Dios. Si Dios te ha bendecido con una hermosa familia amorosa, es buen momento de agradecer por ese hermoso regalo. Lamentablemente muchos no valoramos lo que tenemos hasta que ya no está.

Cierto, habrán ocasiones en que la familia no parece ser la mejor, dificultades, presiones, diferencias, etc. Pero no debes perder de vista que en el hogar hay tanto derechos como responsabilidades, tanto beneficios como obligaciones, tanto bendiciones como necesidades. Que todos en la familia son seres humanos con cualidades y defectos, y que al ser imperfectos también pueden fallar en un momento. Pero sobre todo, recuerda que tu familia no estará para siempre, que sólo están en esta vida, un breve tiempo. O partimos con el Señor, o partimos a formar un nuevo hogar.

Así que la próxima vez que las cosas se pongan tensas en tu familia, ten en mente que nadie te amará como tu familia. Que debes aprovechar el tiempo que Dios te permite estar con ellos. Perdonar y pedir perdón. Aprovechar este tesoro que Dios te ha dado.

Así que el día de hoy, dile al Señor: Gracias Dios por hacerme parte de tu familia, pero también quiero agradecerte por la familia que me has dado aquí en la Tierra. Ayúdame a demostrarles amor y cariño mientras los tenga. En el nombre de Jesús. ¡Amén!

Pero, si ella tiene hijos o nietos, la primera responsabilidad de ellos es poner en práctica la sumisión a Dios en su hogar y retribuir a sus padres al cuidarlos. Esto es algo que le agrada a Dios. (1 Timoteo 5:4)
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram