Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Aprende A Disfrutar La Vida

Día 15
Para Aprender A Disfrutar La Vida…
Aprende A Obedecer A Dios

En el transcurso de la vida recibirás consejos, sugerencias y muy buenos tips que te ayudarán a ser mejor persona o que serán por tu bienestar. Pero los mandamientos de Dios, son más que eso, son leyes inmutables, cuyas recompensas son: el arrepentimiento, es decir, ese cambio de corazón que te hace volver de lo malo hacia lo bueno; la salvación, es decir, te libera de las garras del pecado y de la muerte misma; y la abundancia, es decir, una vida llena de bendiciones tanto materiales como espirituales.

La obediencia va más allá de mis deseos y gustos, incluso en algunas ocasiones de mi propio entendimiento. Es cumplir con la voluntad de Dios confiando en que Él sabe lo que es mejor para mi vida. Es tener en cuenta de que al obedecerle la recompensa será mayor que el beneficio que podría obtener en este instante al desobedecerle.

Así que la fórmula es sencilla: estudia su Palabra y obedécele. Verás que al aprender un principio que Dios quiere que aplicas te encontrarás enfrentando, inmediatamente, situaciones que te tentarán para hacer lo contrario a lo que acabas de aprender.

Cada vez que te veas en esa situación di: Señor, dame fuerzas para obedecerte, para cumplir con tu Voluntad. Dame el valor para renunciar a mis propios deseos y gustos, para obedecer tu Voluntad. En el nombre de Jesús. ¡Amén!

No todo el que me llama: “¡Señor, Señor!” entrará en el reino del cielo. Sólo entrarán aquellos que verdaderamente hacen la voluntad de mi Padre que están en el cielo. (Mateo 7:21)
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram