Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

sicarios

Definición de Sicario: 

Un sicario es una persona que mata a alguien por encargo de otro, por lo que recibe un pago, generalmente en dinero u otros bienes. Asesino asalariado y Asesino a sueldo, son sinónimos. 

Su nombre proviene de la sica, puñal o daga pequeña, fácilmente ocultable en los pliegues de la toga o bajo la capa. Literalmente sicarius significa “hombre-daga”.





Historia de los Sicarios: Los sicarios, formaban parte de un grupo del judaísmo llamado zelotes, eran los más celosos de las leyes de Dios, criticaban con agresividad a los saduceos y a los fariseos. Y como creían que Dios les había entregado la tierra de Israel, sentían que debían pelear para expulsar al invasor (Roma) a como diera lugar. Los sicarios eran los más violentos, y cometían ataques y asesinatos en contra de las autoridades romanas. Barrabás, sí, aquél que fue liberado en lugar de Jesús, era un sicario. Pero quizás te sorprenda saber que Simón, uno de los doce, fue un zelote.

Día a día crece, entre la juventud, la idea de ser parte de cárteles, ser sicarios. Ahora, esto no es sólo entre jóvenes del sexo masculino, también en el sexo femenino. Hace unos cuantos días, encontraron el cuerpo desmembrado de una joven sicaria, que era parte de un grupo de mujeres sicarias denominado “El cártel de las flakas”, mientras que las otras dos se encuentran tras las rejas. ¿Qué hacían? Bueno, pues son asesinas a sueldo. Son contratadas por un cártel para asesinar a los del cártel opuesto. Una de ellas incluso era policía y llegó a ser condecorada. ¿Por qué decidió salir de allí para irse a este estilo de vida?

Son muchos los y las jóvenes que son seducidos a este estilo de vida, con la promesa de estar llena de “aventuras”, de “dinero fácil”, de “sexo”, de “drogas”, de “fama”, de “armas”, de “poder”, de “canciones” que contarán sus historias para inmortalizarlos. Pero ese es un lado de la moneda, porque el otro lado es grotesco, aterrador, justo lo que están viviendo ahora estas “modelos del narco”, y muchos otros jóvenes que han estado en sus filas.

Es muy probable que te hayas sentido tentado a entrarle o hayas recibido invitaciones a ser parte de este mundo. Y quizás te digan: “Ven con nosotros. ¡Escondámonos y matemos a alguien! ¡Vamos a emboscar a los inocentes, solo para divertirnos! Vamos a tragarlos vivos, como lo hace la tumba; vamos a tragarlos enteros, como a quienes descienden a la fosa de la muerte. ¡Piensa en todas las grandes cosas que conseguiremos! Llenaremos nuestras casas con todo lo robado. Ven, únete a nosotros; entre todos compartiremos el botín”. (Proverbios 1:11-14).

Hay una palabra de advertencia, de parte de Dios: “¡Hijo mío, no vayas con ellos! Mantente alejado de sus caminos. Ellos corren a cometer malas acciones; van de prisa a matar. Si un pájaro ve que le tienden una trampa, sabe que tiene que alejarse. En cambio, esa gente se tiende una emboscada a sí misma, pareciera que busca su propia muerte. Así terminan todos los que codician el dinero; esa codicia les roba la vida. (Proverbios 1:15-19).


Este estilo de vida, que pareciera no más que aventuras, dinero, poder, diversión, etc. En realidad es una trampa mortal. Lo que siembras cosechas; el que a espada mata, a espada muere. Y podría citarte otras más, pero basta con mostrarte lo que ha pasado con “Las Flakas” (Fuente: http://prodigy.msn.com/es-mx/noticias/mexico/la-guerra-sigue-eu-inunda-de-armas-el-pa%C3%ADs-y-el-narco-se-da-gusto-con-jóvenes-sicarias/ar-AAbpJRU#page=1), y lo que a otros sicarios más les ha pasado para que te des cuenta que lo que Dios dice es una terrible verdad: los que entran a este estilo de vida buscan su propia muerte.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram