Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Guiado Por Dios


Por mucho tiempo creí, y al parecer la mayoría también lo cree así, que Dios ya tiene escrito lo que voy a hacer, así que no importaba mis decisiones porque ya todo estaba escrito por Dios. Y es que me decían: ¡Dios sabe todo lo que harás porque es Omnisciente (sabe todo)!

Pero bueno, llega el momento en que debes de dejar de conocer a Dios por lo que dicen los demás, para comenzar a conocer a Dios personalmente. Y entonces he descubierto que esa idea está muy lejos de la realidad. Dios ¡sí es omnisciente!, pero eso no significa que ya tu vida está escrita y que no importan tus decisiones. Eres tú quien debe decidir y ¡Sí importan tus decisiones!, por tanto deberías considerar el hecho de pedir guía y dirección a Dios.

Permíteme explicarte algo, el conocimiento de Dios va más allá de lo que decidamos, también sabe lo que pasaría si hubiésemos decidido hacer otra cosa. En otras palabras, el conocimiento de Dios abarca lo que decidas y hasta lo que no decidas hacer. Un ejemplo: Él sabe lo que pasará si en este momento decides continuar leyendo, pero también sabe lo que pasará si decides dejar de leer. Así que la decisión que tú tomes y las consecuencias que traerá consigo tal decisión, ¡Él ya las conoce! Y esto me lleva a la importancia de pedir su ayuda y dirección. Por qué nadie mejor que Él para mostrarte aquellos caminos y decisiones, cuyas consecuencias sean favorables.

Pedir a Dios su guía y dirección no significa que no vendrán problemas. Porque la senda correcta, y los caminos que debemos seguir, exigen que pasemos por pruebas que nos ayudarán a ser mejores. Que exigirán usemos habilidades y descubramos o desarrollemos otras que serán necesarias para más adelante. La guía de Dios no te promete una vida en color de rosa, te promete pruebas, aventuras, milagros, maravillas y sobre todo Su compañía para que ninguna dificultad o prueba te ahogue.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram