Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Airaos Pero No Pequeis

Científicos de la Universidad de Iowa, realizaron un estudio en que se les pidió a  los participantes realizar una tarea, con la finalidad de rechazarla sin ningún fundamento y así provocar su enojo. Al causar el enojo de los participantes, captaron el momento justo en que en el cerebro se activaron 2 zonas:

Una zona del cerebro es la encargada de las emociones. Justo donde se originó el enojo.

La otra zona del cerebro que se activó es la encargada de la toma de decisiones racionales, la que impide que nos dejemos llevar por los impulsos.

Con este estudio, llegaron a dos conclusiones: (1) el ser enojón puede llevar a que la zona que impide dejar llevarse por los impulsos se agote y deje de funcionar; (2) y el demasiado auto control también es un recurso que se ‘agota’ al usarse de más.

La conclusión basada en este descubrimiento científico sería: no trates de apagar el enojo porque a la larga ya no podrás controlarte y explotarás; pero no te enojes en demasía porque puedes agotar el actuar racionalmente. Y esto me recordó a que Pablo, inspirado por Dios, ya lo había recomendado: Airaos, pero no pequéis. (Ef 4:26).

Ahora comprendo más porque Jesús se permitía esos brotes de enojo. Porque comprendía a la perfección que Dios diseñó el cerebro del hombre para mantenerse en equilibrio, por un lado se dispara la emoción y a la vez se activa la zona que impedirá que te dejes llevar por los impulsos. Y que, definitivamente, los extremos son malos: demasiado autocontrol y demasiado enojo dañan.

Así que no te olvides que hay que enojarse, pero no pecar permitiendo que el enojo domine. Por tanto, aquí te van unos tips para recuperar la paz después del enojo:

1)       Respira profundamente y expulsar la molestia en cada exhalación.

2)       Parecerá locura, pero mantener una frase inspiradora o hasta cómica en tu cabeza ayuda: ‘Paz Interior’, ‘Mantén la calma’, etc.

3)       Puedes usar también la imaginación, o traer a memoria un feliz o bello momento.

4)       Sal a caminar o a correr o haz ejercicio.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram