Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

No Busques Vengarte



Caín y Abel, dos hermanos cuya historia tiene un final nada agradable. Ambos eran hijos de Adán y Eva,pero ellos ya no vivieron el jardín de Edén y tampoco tuvieron una relación como la que sus padres tuvieron con Dios. No caminaban ni se paseaban con el Señor. Tan sólo podían escucharle cuando éste les hablaba.

Caín era pastor, y Abel agricultor. Y un día ambos decidieron ‘ofrendar’ a Dios, Caín de su cosecha y Abel de su ganado. Pero Dios se agradó de la ofrenda de Abel, más no le agradó la de Caín. ¿Por qué? ¿Acaso Dios es mala onda como suponen algunos? ¡No!, sí había una razón muy clara, pero Caín, en vez de preguntar acerca del porqué del rechazo a su ofrenda, e intentar resolverlo. Se calló, se ‘tragó el enojo’ como decimos en México. No buscó cómo mejorar, por el contrario buscó quién se las pagara. En otras palabras, en vez de intentar saber qué estaba mal decidió culpar a otro. ¿Te recuerda a alguien?

Este es el principio de la ira, del rencor y que suele llevarnos a la venganza. Lo que comúnmente se hace es guardar el sentimiento de molestia y de enojo, repasarlo una y otra vez en la cabeza, y esto a su vez nos lleva a buscar quién nos la pague. Y aún alguien inocente que pase al frente (suelen ser las mascotas) le terminas soltando tu ira. No se la espera porque no la debe ni la teme. Tal como le pasó a Abel, quién sin deberla ni temerla, aunque para su hermano él era culpable de su desgracia, fue asesinado por su hermano enojado.

¿La solución? Amar al prójimo como a uno mismo, esto significa que procures entender que al igual que tú, la otra persona es humano, con sus errores, con sus momentos de locura, con acciones que luego traen arrepentimiento, etc. Y así como a ti te gustaría que te entendieran que te perdonaran, o que simplemente respetaran tu sentimiento también la otra persona. Así que, no busques vengarte.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram