Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Invierte En Otros

La Vida No Consiste En Cuanto Acumulas Para Ti.

Jesús dijo en una ocasión: «¡Tengan cuidado con toda clase de avaricia! La vida no se mide por cuánto tienen». Y esto lo dijo dando una parábola de un hombre que acumuló riquezas para él mismo, sin saber que esa misma noche moriría. Este hombre que tuvo comodidades y riquezas, pero solamente durante su vida terrenal. 


La muerte le vino sin aviso, y no pudo llevarse nada consigo. Dios lo llamó necio por haber vivido concentrado en él mismo. Nunca pensó, ni en su semejante, ni en Dios. En pocas palabras desperdició su vida. ¿Por qué?

Dime, ¿qué puedes llevarte de todo lo que logres acumular? Si quieres dejar un legado importante, una huella indeleble en esta vida, la única forma será en la vida de los demás: Ayudando al prójimo, motivándolos a crecer, a ser mejores, etc.

La gente te recordará unos cuantos años por tus logros, hasta que aparezca alguien que los mejore o venga una generación que no le importe. Pero al ayudar a los demás, tú estás dejando una huella que nadie podrá desaparecer.

Por otro lado, si tú dices que es para disfrutar en esta vida porque muerto el perro se acabó la rabia. Entonces porque te esmeras en sacrificar tu salud para conseguir riquezas, si cuando tengas riquezas la sacrificarás para recuperar tu salud. Porque te esmeras en sacrificar o invertir dinero para obtener belleza externa, si la belleza externa tarde o temprano se acaba; es como invertir dinero en un negocio que sabes sólo durará una semana. En vez de invertir en lo que sí puede durar.

El consejo de Jesús al dar la parábola del hombre necio que acumuló riquezas fue para recordarnos la importancia de vivir para ayudar al prójimo, dejar de ser egoísta y pensar sólo en uno mismo.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram