Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Aprende A Disfrutar La Vida

Día 66
Para Aprender A Disfrutar La Vida…
Valora El Sacrificio De Jesús

Si Jesús hubiese sido simplemente un hombre más, su sacrificio tendría gran valor. Porque Él lo hizo asegurando que era la única manera en que el hombre podría volver la vista a Dios y reconciliarse con Él. De hecho así es, ya que cualquiera de nosotros era merecedor de esa cruz, pero sobre ella fue castigado Jesús, un hombre inocente en nuestro lugar.

Pero el hecho es que Jesús era el hijo de Dios, entonces su sacrificio tiene mucho más valor, ya que en vez de una corona de oro, prefirió una corona de espinos para poder así salvar a la humanidad. Él ofreció su vida para sanar y salvar a quien quiera creer en Él. Sus manos, ¡sí! Aquellas manos que en vida sanaron, levantaron muertos, devolvieron la vista y dieron consuelo en más de una ocasión, fueron atravesadas por clavos que cualquier ser humano merecía.

Cristo, dio su vida humildemente en una cruz, ¡y lo hizo por ti! Él derramó Su sangre, ¡y lo hizo por ti! Y ahora ofrece caminar contigo a través de esta vida para continuar caminando juntos por toda la eternidad. Hoy, antes de orar, piensa en Su sacrificio y Su gracia.

Así que el día de hoy dile al Señor: Querido Jesús, ofreciste tu vida para ser el salvador del mundo, pero quiero que seas Mi Salvador y mi protector. Sufriste en la cruz por mí, por eso cada día te alabaré con mi vida, con mis palabras, con mis pensamientos y con mis oraciones. Viviré de acuerdo a tus mandamientos, para que otros puedan conocer de tu perfecto amor. ¡Amén!

En cuanto a mí, que nunca me jacte de otra cosa que no sea la cruz de nuestro Señor Jesucristo. Debido a él, mi interés por este mundo fue crucificado y el interés del mundo por mí también ha muerto. (Gálatas 6:14)
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram