Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Buu ¡Sentiste Mello!

Buu ¡Sentiste Mello!
¿Se pueden superar nuestros temores?
Descubre cómo podemos hacerlo

Luego él les preguntó: «¿Por qué tienen miedo? ¿Todavía no tienen fe?». (Marcos 4:40)

Enfrentémoslo, todos le tememos a algo. Unos a más cosas que otros, pero sin duda en algún momento de la vida nos hemos enfrentado a algo que nos ha causado temor, sino es que hasta nos provocó "la garrotera" como al chavo del 8. Y no se porque se me vino a la mente "Chiquidrácula" que siempre intentaba asustar a las personas y él terminaba corriendo muerto de miedo.

Para mí era un martirio volar, ya que le temía a las grandes alturas. Si hubieras tenido que viajar a mi lado en el avión en los primeros viajes, hubieras notado como todo el viaje iba agarrado de los brazos del asiento, sin voltear hacia las ventanillas y olvídate en el momento de las turbulencias, sudaba frío y comenzaba a hacer respiraciones muy parecidas a las que tienen que hacer toda mujer en labor de parto.

Hay quienes le temen a los payasos, hay quienes le temen a los semestrales de matemáticas o física, hay quienes le temen a algún maestro, hay ciertas cosas que realmente nos hacen estremecer. Entonces ¿es algo malo el temor? Digo, al final de cuentas todos le tememos a algo, ¿qué no?

En cierta ocasión, Jesús y sus discípulos iban atravesando el Lago de Genesaret cuando una tormenta los azotó moviendo el bote de un lado hacia el otro y llenándolo de agua, así que los discípulos comenzaron a atemorizarse, por lo que se mantuvieron alertas, mientras Jesús estaba durmiendo. Pero pronto ese temor se volvió incontrolable y entonces comenzaron a pensar que sin duda morirían ahogados y fueron a despertar al Maestro diciéndole: ¿Qué no te importa que moriremos ahogados?, fue entonces cuando Jesús se levantó y detuvo la tormenta y les dijo lo que leímos: ¿Qué no confían en mí?

Todos tenemos temores, pero no podemos permitir que esos temores controlen nuestra forma de actuar y pensar. De hecho, un poco de temor es bueno porque nos mantiene alerta ante la situación, pero no podemos permitir que esos temores nos hagan olvidar quién está con nosotros en la barca de la vida: DIOS. No dejes de confiar en Él, no importa a qué le temas. Entrega tus temores a Dios.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram