Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

¿Amargado Yo? ¿Quién Es el Amargocito?

A Gozar De La Vida
Mmm tú, Cómo eres de amargado. La Vida es para disfrutarse. Aprende a gozar de la vida. Los cristianos no saben disfrutar de la vida.Descubre si en realidad disfrutar y gozar de la vida es lo que te dicen quienes no son hijos de Dios.

¿No sabes esto, que así fue siempre, Desde el tiempo que fue puesto el hombre sobre la tierra, Que la alegría de los malos es breve, Y el gozo del impío por un momento? (Job 20:4-5)

Si tú eres un joven cristiano, seguramente te has topado con personas que te han dicho que eres un aburrido. O si alguien te ha invitado a ser un discípulo de Cristo, un hijo de Dios, quizás han aparecido personas con ideas como: “Te volverán un aburrido”, etc.

Aun recuerdo que todos mis amigos se la pasaban en la escuela esperando el fin de semana para discutir a que antro se irían. Y cuando llegaban a decirme, les decía “No gracias”. Y comenzaban: “Uy que aburrido eres”. Otros más me invitaban una cerveza o licor, y no: “No gracias”. Y decían: “Uy que aguafiestas”. Y no faltaban quienes me invitaban a tener relaciones sexuales, y yo: “No gracias”. Y terminaban diciendo: “Estás mal mi chavo, aprende a disfrutar y gozar de la vida. No que eres un gran amargado”.

Cualquier parecido con la realidad, es porque se dio antes que yo fuese un joven cristiano, y seguirá siendo con todo los jóvenes cristianos hasta que Cristo venga. Pero bueno hay te va la reflexión, como diría San Burro de Shrek: ¿Amargado yo? ¿Quién es el amargocito? En mis palabras, veamos quienes son realmente los aburridos, los que no saben disfrutar de la vida, los que no saben GOZAR de la vida.

1. Las personas sin Cristo viven tan aburridas, sin sentido en su vida, sin razón de ser, que esperan cada fin de semana para poder ir a “divertirse” a un antro. Y si no hay antro no saben qué hacer. Mientras que los hijos de Dios “cada mañana” disfrutamos de nuevas bondades de nuestro Señor.

2. Las personas sin Cristo necesitan de alcohol en su cuerpo para “olvidar” sus penas, o para atreverse a hacer cosas nuevas y locas. Mientras que los hijos de Dios hacemos locuras (porque son cosas espirituales y extraordinarias) porque estamos embriagados por el Espíritu Santo.

3. Las personas sin Cristo necesitan drogarse para poder volar y experimentar algo fuera de lo físico, mientras que los hijos de Dios podemos volar cada día sin lastimar nuestro cuerpo a través de la oración y la adoración.

4. La mayoría de los que dicen bailar, necesitan ser aplaudidos por los demás o admirados para atreverse a bailar, no se atreven a bailar solamente porque sí. O simplemente bailan para tratar de conquistar a alguien. Mientras que los hijos de Dios danzamos para Cristo sin importar lo que digan los demás, no estamos a la expectativa de atraer a nadie más o a expensas de las críticas de los demás.

5. Algunos jóvenes necesitan sostener relaciones sexuales para sentirse amados, mientras que los hijos de Dios tenemos la certeza de ser amados y aceptados por alguien que verdaderamente nos ama.

6. La mayoría de los jóvenes al venir momentos difíciles a su vida, o la pérdida de un ser amado, se hunden sin esperanza, algunos se cortan o se lastiman a sí mismo, otros incluso hasta se suicidan. Mientras que los hijos de Dios sabemos que en esos momentos no estamos solos, y que de lo malo, Dios hará algo bueno.

La alegría y el gozo de quienes no tienen a Cristo es corta porque depende de cosas efímeras.

En pocas palabras, los que viven sin Cristo necesitan de algo externo para “disfrutar” de la vida (antro, pareja sexual, drogas, alcohol, el reconocimiento de los demás, etc.). Mientras que los que tenemos a Cristo, tenemos todo para GOZAR de la vida. Así que ¿quién es el amargocito?

Para reflexionar… si tú eres cristiano y no estás disfrutando de la plenitud en Cristo, es decir, no estás gozando de la vida. Yo que tú me pongo a preguntar ¿qué estará mal en mi relación con Cristo? Porque si caminas con el Señor, podrás decir lo siguiente: “Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre” (Salmo 16:11)
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram