Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

¿Has Leído U Oído?

Día 7 Con Jesús
¿Has leído u oído?, mas Yo te diré cómo hacerlo
Descubre por qué Jesús desea cambiarte de adentro hacia afuera

Lectura: Mateo 5:17-48
No vayan a creer que vine a anular la ley de Moisés y las enseñanzas de los profetas. Al contrario, vine a darles su verdadero significado. Les aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, ni la parte más pequeña e insignificante de la ley se pasará por alto, hasta que ésta se cumpla totalmente. Pero eso, el que desobedezca el más pequeño mandamiento, y así les enseñe a los demás, se convertirá en la persona más pequeña del reino de los cielos; pero quien obedezca y enseñe los mandamientos de Dios, será grande en el reino de los cielos. Les advierto que, a menos que ustedes sean más justos que los fariseos y los maestros de la ley de Dios, no podrán entrar al reino de los cielos.

Ustedes saben que bajo la ley de Moisés la regla era que el que matara sería castigado. Pues yo añado que el que se enoja contra su hermano está cometiendo el mismo delito. El que le dice "idiota" a su hermano, merece que lo lleven al juzgado. Y el que maldiga a una persona, merece ir a parar a las llamas del infierno. Por lo tanto, si mientras estás presentando tu ofrenda delante del altar, te acuerdas de pronto de que alguien tiene algo contra ti, deja allí mismo tu ofrenda. Vete primero a reconciliarte con tu hermano y luego regresa a presentar tu ofrenda. Reconcíliate con tu enemigo de inmediato antes que sea demasiado tarde, te lleve a juicio y te arrojen en la cárcel. Te aseguro que tendrás que permanecer allí hasta que pagues el último centavo.

Ustedes saben que está escrito en la ley: "No cometerás adulterio". Pero yo les digo: Cualquiera que mira a una mujer y desea acostarse con ella, comete adulterio en su corazón. Así que si uno de tus ojos te hace pecar, sácatelo y échalo lejos. Es mejor perder un miembro del cuerpo, y no que el cuerpo entero sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te conduce al pecado, córtatela y échala lejos. Es mejor quedarse manco que ir al infierno.

También está escrito: "El que quiera separarse de su esposa, debe darle un certificado de divorcio". Pero yo les digo que el hombre que se divorcia de su esposa, excepto cuando ésta haya sido infiel, hace que ella cometa adulterio y que el que se case con ella también lo cometa.

Ustedes también saben que hace mucho se dio este mandamiento: "Cumplan lo que le juren a Dios". Pero yo les digo: Nunca juren. No juren por el cielo, porque es el trono de Dios; ni juren por la tierra, porque es donde él pone sus pies; ni por Jerusalén, porque Jerusalén es la capital del gran Rey. Ni siquiera juren por su propia cabeza, porque no pueden volver blanco o negro ni un solo cabello. Es suficiente con que digan "sí" o "no" y nada más. Si dicen algo más, seguro viene del maligno.

Ustedes saben que está escrigo: "Ojo por ojo y diente por diente". Pero yo les digo: No paguen mal por mal. si los abofetean en la mejilla derecha, presenten la otra. Si los llevana jucuio y les quitan la camisa, denles también el abrigo. Si los obligan a llevar una carga un kilómetro, llévenla dos kilómetros. Denle al que les pida, y no le den la espalda al que les pida prestado.

También conocen el madamiento que dice: "Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo". Pero yo les digo: ¡Amen a sus enemigos! ¡Oren por quienes los persiguen! De esta forma estarán actuando como hijos de su Padre que está en el cielo, porque él da la luz de sol a los malso y a los buenos y envía la lluvia a los justos y a los injustos. Si ustedes aman sólo a los que los aman, ¿qué de extraordinario tiene eso? ¡Aun la gente mala puede hacerlo! Y si sólo saludan a sus hermanos, ¿qué hacen de más? ¡Aun los paganos hacen eso! Ustedes deben ser perfectos, como su Padre que está en los cielos es perfecto.

Reflexión
Esta sección que acabamos de leer es una de mis favoritas, porque explica la Ley de Dios de una manera muy práctica. Y es que Jesús nos estaba insinuando: "Hay cosas que han escuchado o hasta han leído, pero quizás no lo estás viviendo de la manera correcta. Así que te voy a enseñar cómo aplicar esos principios para tu crecimiento".

Estoy seguro que te han dicho: "¡Ya crece!". Estoy también seguro que no has entendido por qué te lo han dicho, pero ahora que soy padre comienzo a entender un poco el por qué de esa frase. Y lo que los padres queremos decir es: "Haz lo que sabes que tienes que hacer". Jesús estaba diciéndonos en estos versículos cómo hacer lo que ya sabemos que debemos hacer. En pocas palabras, nos estaba dando prácticas maneras de ser sal y luz de la tierra. (¿Te acuerdas de ayer?)

Jesús usó a los fariseos (los líderes religiosos) como un mal ejemplo para esto. Ya que ellos veían su religión como rituales y no como una manera de vivir. Y es que los fariseos guardaban todo lo que les pedía "su religión" al pie de la letra, pero no guardaban su corazón. Y Jesús nos estaba indicando que la santidad comienza en el corazón, es el corazón el que necesita ser cambiado para que éste cambio impacte nuestras acciones y nuestras acciones impacten a los demás.

Aquí en la tierra es fácil impresionar a las personas con nuestras buenas acciones, pero a Dios no le impresionamos con ésto. Dios ve el corazón. Por eso Jesús habló del asesinato, adulterio y otros ejemplos, diciendo: "tú sabes acerca de matar (acción), pero yo te hablo de tu enojo (corazón). Tú sabes acerca del adulterio (acción), yo te hablo acerca de la lujuria (corazón)".

Así que ten en mente lo siguiente. Dios está interesado en cambiarte desde tu corazón hacia afuera. Así que permítele hacer la obra en tu vida, en tu corazón.


Antes de terminar tu tiempo devocional: medita en lo que el Señor te ha enseñado. Si tienes un cuaderno a la mano, anota en él lo que aprendiste el día de hoy y luego compártelo con alguien más. Esto te ayudará a recordar más fácilmente lo aprendido.




Finalmente termina tu oración orando.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram