Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

¡Rétalos Al Cambio!

El Señor ha puesto dentro de ti el potencial para ser una persona que avive y de el empuje para triunfar, que les ayude a tomar fuerzas y ser retados para triunfar.

Y es que una vez que logramos conectarnos con los chavos y tener una hermosa relación con ellos. Se presentarán, en muchas ocasiones, la oportunidad de retarlos a que den pasos para crecer en su vida espiritual. Haciendo uso del discernimiento, podemos dar la palabra correcta que los anime a conectarse con el Señor en un nivel mucho más profundo. Así que hay te van 7 tips para poder retar positivamente a tus chavos:

1. Acércalos a Jesús. ¿Suena ilógico? ¿Qué no se supone que eso hacemos? Pero muchas veces, nos dedicamos a darles pescados, en vez de enseñarles a pescar. Caemos en la tentación de ser "los super sabios" y buscamos la manera que sean fieles a nuestro ministerio. Pero nuestro objetivo debería ser ayudarles a parecerse más a Jesús, a buscarle más a Él, y no a nosotros.

2. Comprométete Con El Descubrimiento De Ellos Mismos. Lo más fácil que un líder puede hacer es esconderse atrás del púlpito y predicar. Pero, salir de allí para fomentar una relación con cada uno de ellos, servir de guía y dirigirlos por el camino eso es más difícil, y aún más difícil ir al paso de ellos, permitir que ellos vayan creciendo, descubriendo lo que DIOS tiene para ellos mismos, descansar, sentarse en el camino, etc. Quizás no quieran ir tan profundo como tú vas en este momento, está bien. Recuerda que son jóvenes que necesitan ir experimentando poco a poco la vida espiritual. Algunas veces habrá confusión en ellos, está de lujo. Otros más dudarán y tendrás temores, está bien. Recuerda que no todos crecen de la misma forma.

3. Pregúntales. Una tentación del líder es hacer declaraciones definitivas e irrevocables, creyendo que esto logrará que estén de acuerdo con lo que dices. Pero lo que provoca la mayoría de las veces es un rechazo total, o ciertas dudas en será o no será. En cambio, cuándo tú preguntas, es como entregarle el balón al adolescente para que tome su espacio y reflexione sobre el tema. Y cuando a ti te pregunten, tranquilo, no respondas inmediatamente, y cuando lo hagas sé prudente. A veces la mejor respuesta puede ser otra pregunta.

4. Escucha Bien. Los chavos siente como un gran regalo de tu parte, el que les prestes total atención mientras hablan. Así que no estés formulando respuestas pretendiendo que les escuchas. Aprende a escuchar TODO lo que te digan, a veces es bueno no saber qué responder y hacérselos saber, diciéndoles: "Déjame pensar un momento".

5. No Interrumpas. Permíteles que terminen. Ya todos saben que te apasionas, pero ¿cómo controlarte? Amárrate en la silla, detente antes de intervenir y permite que ellos finalicen lo que iniciaron. No intervengas.

6. Enfócate en ser fiel más que exitoso. A veces fallaremos, intentaremos una y otra vez convencerlos, pero nada. Recuerda que muy pocos aprenden a la primera. Lo que nosotros como líderes hacemos es sembrar semillas, quizás no se vea el éxito en ese momento, quizás al final experimenten aquello que les dijiste ¡no! Pero tú debes mantenerte fiel a tu tarea, seguir sembrando o regando esa semilla; es decir, ser fiel en tu relación con esos chicos, así como el Señor permanece fiel con nosotros aun cuando le fallamos. Llegará el momento en que estarán dispuestos y necesitados de tus palabras.

7. Conversa. ¿Recuerdas a Jesús conversando con la Samaritana? Una conversación puede cambiar vidas. Así que tómate tiempo para hablar con ellos.

Un buen liderazgo procura construir relaciones saludables. Pero un gran liderazgo los anima a profundizar con Cristo y a buscar cambios en su vida.

** Idea Original Doug Fields (YouthMinistry.com)
Julito Julito Author
Anónimo dijo...

una de las mejores estrategias para q tngas exito con tus chavos es primero q haya AMISTAD, asi tndras varias puertas abiertas con ellos.. =) muy buenos consejos!

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram