Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

¡Auch!

¿Practicas algún deporte? ¿Recuerdas alguna caída o un golpe?
El sufrimiento en esta vida es algo inevitable, todos tendremos que enfrentarnos al dolor: la pérdida de un familiar o un ser amado, la separación de los padres, un fracaso, etc. Pero hay muchos que buscan un alivio inmediato para el sufrimiento, y es allí donde podemos cometer errores muy grandes al buscar tal alivio en drogas, adicciones, un novio(a), en la comida (o en la devolución de ella), en la ira, odio o rencor hacia los demás, huir de casa, etc.

Quizás lo hiciste o lo estás haciendo, y es probable que encontraras alivio, pero es momentáneo, porque el problema en realidad no desaparece; Allí está. Además los problemas no se acaban. Siempre vendrán nuevos.

Hay quienes quieren culpar de todo lo malo que pasa en la vida. ¿Lo has hecho alguna vez? Quizás has dicho: "¿Por qué Dios permite esto?" "¿No que Dios es bueno, entonces por qué lo permite?" Pero seamos sinceros, Dios no tiene nada que ver con las consecuencias de aquellas decisiones o acciones malas que tomamos. Y es que Dios no es alguien que esta viendo a quien castigar por hacer lo malo. Al contrario, Dios enseña en su Palabra todo aquello que debemos evitar para que no suframos en esta vida.

Pero hay más, DIOS es el único que puede convertir el sufrimiento o los momentos difíciles en algo bueno. Dios, en medio del sufrimiento y del dolor da la fuerza para poder salir adelante de ese trago amargo. Nos da la fuerza para no caer en la depre que nos orilla a lastimarnos o incluso al suicidio. Él nos da la fortaleza para crecer y triunfar en la vida a pesar de una violación o una discapacidad física, o de vivir en una familia muy pobre. Él nos da la fortaleza para perdonar a aquellos que nos han lastimado (incluyendo los padres) para poder vivir libres y plenos.

Y es que Jesús nos entiende perfectamente. Mientras vivió en esta tierra sufrió al igual que nosotros: era la burla de la gente porque le decían "bastardito", no le creían, le decían mentiroso, loco, fanático, pecador porque convivía con pecadores y necesitados, fue traicionado, fue abandonado por sus amigos, y ya ni recordar todo lo que físicamente sufrió en la cruz. Pero todo eso lo hizo para que tú y yo pudiésemos entender que Él comprende a la perfección nuestros sufrimientos y nuestras debilidades.

EL SUFRIMIENTO ES ALGO INEVITABLE, PERO SOLO DIOS, CON EL TIEMPO INVARIABLEMENTE, LO CONVIERTE EN ALGO BUENO.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram