Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Se fiel a Dios y tu ministerio crecerá?

En los años que tengo sirviendo al Señor, he recibido muchos y variados consejos para "hacer crecer" el ministerio en los que he estado. Todos han sido muy bien intencionados, pero debo decirte que algunos, por muy bien intencionados que sean, no dejan de ser falsos. Por ejemplo, el siguiente:

"Entre más fiel seas al Señor, mayor impacto tendrá tu ministerio".

¡Dios!, ojala fuese cierto. ¿Alguna vez lo has intentado? ¿Has procurado mejorar tu vida devocional personal a fin de que tu grupo pequeño mejorara? Conozco muchos pastores que incluso han practicado ayunos prologandos a fin de que sus congregaciones mejore. Pero, a pesar de su fervor, su amor, su entrega, su fidelidad personal, sus ministerios no mejoraron o no provocaron el 'impacto' deseado.

Entonces, ¿está mal ser fiel a Dios? ¡NO! De hecho, debo alentarte a que procures disfrutar de tiempos con el Señor, que pases momentos íntimos maravillosos a través de la lectura de Su Palabra, a través de la oración. Que seas fiel y ferviente amante del Señor. Jamás debes dejar de hacerlo; pero, nunca consideres esto como una especie de: "Clave del éxito para que Dios haga grandes cosas a través de ti". De hecho, esto es bastante egoísta. ¿No crees? 

Cómo líder te animo a que sigas a Dios fiel y ferviertemente; además esfuérzate en ir tras la misión grande que Dios te ha entregado. Pero, ten en cuenta que Dios no recompensa a los más fieles con mejores resultados. Él es quien da a cada quien, como y lo que Él desea.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram