Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

La Aventura Mas Grande

La Vida es una maravillosa aventura, en la que irás descubriendo todo lo que puedes ser y hacer, pero también tus limitaciones y defectos; en las que contarás con personas que te aman y protegen, pero también enemigos y problemas al acecho.

No debes olvidar que eres alguien muy especial. Dios te creó de manera única, con habilidades, fortalezas y un potencial enorme para ser y hacer todo lo que Él planeo. Pero también con limitaciones a fin de que nunca olvides que nos necesitamos unos a otros, pero sobre todo, lo necesitamos a Él en cada paso que damos. Así que, por un lado aprende de tus errores, acepta cuando te equivoques y corrige; y sobre todo, por favor, jamás te compares con otros y sobre todo, nunca trates de imitar a nadie más. Tú eres único.

No debes alejarte de la comunidad que te protege. Hay personas que te aman y han sido puestas por Dios en tu camino para tu cuidado, protección y para hacerte compañía en el viaje. Ten en cuenta que cada persona puede agregar valor a tu vida, pero también puede quitarle si lo permites. En primer lugar están tus padres. ¡Sí lo sé!, a veces no parece, pero no olvides que no hay padres perfectos, todos cometemos errores. Pero ellos te aman y pueden ayudarte a través de su experiencia. Están los amigos, pero... ¡elígelos bien! No elijas como amigos a personas que en vez de ayudarte a salir de un pantano, te hundan más. Se muy cuidadoso al elegirlo. Y además, busca consejeros, personas que puedan darte otra perspectiva de las cosas, que te ayuden a ver lo que quizás no estás viendo, y aunque duela, te puedan decir la verdad con amor.

Ten cuidado, el mal acecha. Por un lado a través de personas o circunstancias que buscarán afectarte, interrumpirte. Algunas de ellas intencionalmente y otras accidentalmente. Aprende la importancia del perdón, porque estas situaciones buscan sacar lo peor de ti, por ejemplo: si se te hace un injusticia, serás tentado a actuar injustamente; si te lastiman, te sentirás tentado a devolver el golpe; si te mienten, te sentirás tentado a mentir; en pocas palabras, estos problemas buscan convertirte en quien no eres. Es muy importante que aprendas a perdonar y soltar el pasado. Pero también está el mal que proviene de tu interior, y esto se debe a falta de dominio propio. Cuando permites que tus deseos o anhelos te controlen y te vuelves esclavo de: alcohol, sexo, drogas, etc. O permites que temores te detengan o te lleven a autolesionarte. Recurre a Dios para que te de dominio propio.

Vive con fe. Camina en fe. Desarrolla la capacidad de ver más allá de las circunstancias. Pero recuerda que la Fe no es pensamiento positivo, no es desear algo, es confiar que DIOS puede hacer lo imposible mientras tú HACES todo lo posible.

Nunca te rindas, no dejes de luchar, que lo bueno no viene de la noche a la mañana. Todo en esta tierra se toma su tiempo. Y muchos desisten a los primeros intentos o fracasos. Tú no te rindas, caminar en fe no es fácil, a veces se tropieza, pero Jesús dijo que es aquél que perseverá hasta el fin el que alcanza la salvación, es decir, la victoria.

Así que: aprende a elegir lo que te conviene por sobre lo que te gusta. Reconoce que no hay victoria sin sufrimiento, reponte de los fracasos que estos nos permiten disfrutar el éxito. Y recuerca que no hay libertad sin sacrificio, porque la verdadera libertad exige límites para crecer bien encaminado.


Tú y yo vivimos en un mundo que se está volviendo monótono (siempre lo mismo) y en tu corazón te preguntas: ¿Hay algo más para ti?
¡Sí! No importa cuán pequeño te sientas

Extracto de libro: LA GRAN AVENTURA, por Julito.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram