Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

No pain, no gain

¿Por qué tenemos pasar por cosas difíciles en la vida?  La Neta De Julito
"No pain, no gain", es la frase más común en un gimnasio, aludiendo a que sin esfuerzo hasta el límite, simplemente no hay resultados. Dios había prometido a su pueblo sacarlos de la esclavitud y darles un tierra en propiedad: La Tierra Prometida. Pero cuando los llevó allí resulta que tenían que luchar contra pueblo bárbaros, sanguinarios, que tenían ejércitos e incluso armas; mientras que los israelitas sólo tenían sus herramientas para arar la tierra o para pastorear, ¡qué desventaja tan grande! Además ellos habían sido esclavos, por más de 400 años; mientras que esos pueblos eran guerreros. ¿Por qué Dios haría tal cosa?
¡Los estaba llevando al límite de sus capacidades! Por un lado, con esos pueblos allí, su pueblo tenía que aprender a luchar, a esforzarse, a no ser debilucho ni inútil. Y por otro, para que aprendiesen a obedecer, porque en una guerra no puedes desobedecer al capitán porque seguramente eso resultará en tu muerte o la de otros más, por eso en un ejército aprenden a ser totalmente obedientes. Ambas cosas muy necesarias para triunfar en la vida: esfuerzo y obediencia. (Jueces 3:1-4)
Tal como sucede en los gimnasios, obediencia al instructor y esfuerzo de tu parte. Con Dios y sus promesas maravillosas para la vida, necesitas ser obediente a su palabra, mandatos y consejos; y de tu parte esfuerzo y perseverancia.
¿Todavía no sabes por qué necesitas pruebas o cosas difíciles en tu vida? No Pain, no gain!
  •  
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram