Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Dios Proveera


Abraham era un hombre que había prosperado mucho. Tenía grandes riquezas acumuladas, pero eso en realidad no le importaba. Porque su más grande tesoro era su único hijo: Isaac. Quién le nació en su vejez. Había caminado con Dios, desde que este le llamo, con integridad, con fe, confiando en todo lo que Él le pidiera. Ahora, tenía delante de sí una prueba muy grande, Dios le había pedido sacrificar lo que más amaba en este mundo: su hijo. ¿Por qué hizo esto? ¿Acaso Dios no te ha pedido que sacrifiques algo que amas mucho alguna vez?

Obvio que Dios no se agrada del sacrificio humano, pero solicitó a Abraham que sacrificara a su hijo, porque era la situación perfecta para demostrarle a Abraham, y a nosotros, que es mejor preferir al Dios proveedor, antes que a la provisión de Dios. Que es mejor preferir al Eterno, antes que lo pasajero.

Tú y yo, tenemos que aprender a sacrificar muchas cosas a las cuáles nos aferramos en esta vida, a fin de que la imagen de Jesús sea formada en nosotros. A fin de que no sea una persona la que logre separarnos del amor de Dios: un esposo(a) no creyente, hijos no creyentes, un novio(a) que nos haga perder la santidad. Y mucho menos algo material: una profesión, logros personales, dinero, un negocio próspero lo que logre alejarnos del amor de Dios.

La prueba la pasó fijándose en el poder de Dios para proveer, y no en lo costoso del sacrificio. Sus ojos estaban en Dios, no en las circunstancias que rodeaban el lograr la meta. (Gn 22:7-8). Y el resultado de la prueba de Abraham, fue que Dios proveyó para el sacrificio (Gn 22:13-14) y lo prosperó aun más.

Quizás estás pasando por una prueba muy grande y dolorosa, es parte del sacrificio que tienes que hacer, pero Dios proveerá consuelo, alimento, vestido, techo, lo que sea necesario a fin de pasar la prueba exitosamente.

No olvides el resultado de superar la prueba,  Dios prosperó abundantemente a Abraham, Dios lo recompensó por haberlo preferido a Él, antes que a su provisión (Gn 22:16-18). De la misma forma Dios proveerá y traerá prosperidad a tu vida.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram