Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Sexo, ¿sólo para pasarla bien?

Escuchaste que se dice por allí...
Que el Sexo no es más que una forma casual de pasársela bien.

Cada vez que un corporativo a nivel mundial o un político mete la pata y su acción afecta a tantos que comienzan las acusaciones o demandas, aparece algo que se llama departamento de Relaciones Públicas para encargarse de dar las explicaciones ‘alternativas’, o para simplemente desviar la atención hacia otro tema de ‘mayor importancia’.
Bueno, algo similar ocurre en cuanto al sexo hoy en día, ya que algo se salió de control al grado que vemos niños y niñas de entre 12 y 15 años sosteniendo relaciones sexuales y hasta publicando fotos en internet. Pero, bueno, no se habla mucho al respecto porque existe un sofisticado e inteligente departamento de Relaciones Públicas trabajando 24/7 ofreciendo explicaciones ‘alternativas’ acerca del sexo. Por ejemplo los medios de comunicación  ofreciendo imágenes de todo tipo acerca de personas activas sexualmente disfrutando uno con el otro sin importar quién está casado con quien o si son menores de edad. Por otra parte amigos, colaboradores, compañeros, profesionales e incluso familiares que no ven algo malo en tener sexo fuera del matrimonio, que aseguran que ‘es normal’.
Pero como toda mentira, porque más que trate de ocultarse, sale a la luz, en vano son los esfuerzos que este departamento de relaciones públicas hace al mandar ‘explicaciones’ insinuar que es ‘normal’, ya que los resultados nos gritan: ¡Algo anda mal! Y es que si el sexo fuese algo casual para pasarla bien, ¿por qué después de tenerlo hay tanto dolor y frustración al sentirse usados?, ¿o por qué tantas chicas enfrentando una vida más difícil porque serán madres y solteras y la mayoría menores de edad? Que me dices de tantos chicos y chicas contrayendo enfermedades, o niños abandonados (no sólo en la calle sino la mayoría en sus propios hogares) en plan de ‘estorbos’ porque sus padres no los querían, no los planearon. Y ya ni qué decir de tantos divorcios causados por infidelidad.
Ningún departamento de Relaciones Públicas debería hacernos tontos. Los resultados hablan por sí mismos. No es posible que algo que Dios creó para el beneficio y placer del ser humano nos esté causando tanto dolor. Necesitamos regresar a los principios básicos del sexo, ya que todo lo que Dios creó es bueno, y Él fue además quien creó la sexualidad, y sus definiciones no cambian a pesar de los tiempos o la cultura o las circunstancias. Así que mientras que afuera se dice que el sexo es para pasarla bien, Dios dice que el sexo es una de las expresiones de amor más puras que puede haber entre un esposo y su esposa.
El sexo no es sólo para pasar un rato de placer. El sexo une a dos personas en cuerpo, alma y espíritu. Los hace uno. Y es por eso que Dios, en su infinito amor y sabiduría nos enseña que la mejor manera de disfrutar del sexo es dentro del matrimonio. ¿No me crees? Aquellos que disfrutan de sexo como algo casual siguen con un vacío en su vida noche tras noche, algunos pierden la paz pensando en posibles consecuencias.
Dios desea que disfrutemos del sexo de manera placentera. Quiere que experimentes Su paz en tu vida y que puedas deleitarte en tu vida sexual. Es por ello que te enseña el verdadero significado del sexo (amor y pureza) y las condiciones adecuadas (dentro del matrimonio) para que lo disfrutes honrando Su nombre, a tu pareja y a ti mismo.
Escuchaste que se dice por allí que el sexo no es más que una forma casual de pasarla bien. Pero ahora sabes que eso es mentira, porque ya conoces lo que Dios estableció.
  •  
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram