Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Sombras Nada Más


Repasemos, ¿qué hiciste el día de ayer? ¿Se parece en algo a lo que harás hoy? Y la vida cada día se vuelve más y más agitada (y reconozcamos que sinceramente hacemos muy poco, pero todo de manera acelerada). Pero por más movimiento que haya, la vida puede llegar a parecer sin sentido. Nos llegamos a sentir como ‘zombies’ haciendo siempre lo mismo para terminar el día siempre en lo mismo.

Algunos han buscado la popularidad o el poder a fin de no sentirse más como sombras o zombies. Pero a la larga, el sentimiento vuelve a surgir. La desesperación de que no estamos haciendo nada en la vida reaparece. Entonces algunos buscan acumulando riquezas, tratar de desaparecer ese sentimiento; pero no lo logra. Tan sólo aumentan las aflicciones y desesperanza: miedo a perder lo que con tanto esfuerzo ha acumulado, miedo a que le roben lo que tiene. Y al final de todo, no importa cuánto logre acumular y que tan bien evite perderlo, cuando muera no podrá disfrutarlo y ni sabrá quién y en qué gastaran todo lo que acumuló.

¡Sí!, todos en algún momento de la vida hemos notado que debe haber algo más para nosotros. Que no puede ser que esto que vemos, sentimos y vivimos sea todo lo que hay. Así que de alguna manera intuimos que algo se perdió en el camino. Y es que efectivamente, Dios cuando creó al ser humano lo creó para algo totalmente diferente, para una vida plena, abundante, llena de emociones, llena de cosas nuevas y extraordinarias para cada día. Pero, el hombre rechaza esa dimensión de vida al entregarse al pecado.

David reconoció que en esta vida no encontraría esperanza alguna ya que todo es perecedero. Y es que el ser humano está destinado a la inmortalidad, por tanto nada que sea perecedero le brindará plena satisfacción. Por tanto necesitamos, como lo hizo David, volver la vista a Dios, al Inmortal que nos ofrece su vida, una vida eterna, para disfrutar de todo aquello que Él tiene preparado para nosotros. Cosas grandes, ocultas y maravillosas que jamás han sido vistas o escuchadas.

No tienes que ser una sombra en esta vida. No tienes que andar vagando como un zombie sin propósito. Dios te creó para un propósito maravilloso, para algo eterno, para una vida plena y abundante. Así que pon tu esperanza en Él.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram