Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Rey De Gloria



Cuando Jesús vino a esta tierra, el pueblo de Israel esperaba la manifestación del Mesías, del Elegido, de aquél que sería un Rey glorioso como lo fue David, que vencería fácilmente al César y sacaría huyendo a los romanos para restaurar la Gloria de Israel.

Al ver lo que Jesús podía hacer, muchos creyeron que se trataba de Él y esperaban con ansias a que se manifestara con todo su poderío; otros más empezaron a poner obstáculos en su camino, quizás porque la llegada de un nuevo rey supondría la pérdida de la posición y beneficios que ellos tenían por estar bien colocados con el actual gobierno. Y muy pocos estaban interesados en lo que Jesús enseñaba y comprendieron que venía a hacer algo aún más radical.

Jesús sí es el Mesías, es el Rey de Gloria, pero su reino no es como los de este mundo, es diferente y por eso lo comenzó de una manera totalmente diferente. No vino a imponerse a la fuerza, vino a conquistar a través del amor. No vino a dar muestras de su poderío atacando las aldeas y destruyendo, vino a demostrar que Él usa todo su poder para beneficiar a sus súbditos. No vino con planes y reformas para mejorar la vida, vino a destruir por completo el verdadero problema: el pecado. En pocas palabras, vino a sentar las bases para lo que será su reino glorioso y eterno.

Un reino cuyos súbditos son de manos limpias (manos que bendicen, manos que procuran hacer el bien, manos que desean lavarse en la sangre del Cordero porque reconocen cuando se manchan), de corazón puro (no son perfectos, pero reconocen su necesidad y que necesitan ser limpiados y purificados por su Rey constantemente), no rinden cultos a ídolos (que colocan en primer lugar de su vida y corazón al Dios todopoderoso, al que los rescató de la esclavitud, y le agradecen adorándolo solo a Él), y nunca dicen mentiras (porque aunque no son perfectos, no esconden sus faltas y pecado, son sinceros, abiertos y transparentes con el Dios que todo lo sabe).

Será un reino no por imposición, sino por amor, un reino en el que existirá una relación de familia con Dios el Salvador, con el Rey de Gloria. Yo, ya tramité mi ciudadanía para ese reino, ¿y tú?
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram