Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Cronicas Estudiantiles



JULITO 101 
COSAS QUE APRENDÍ DE LA ESCUELA
Filosofando Sobre La Vida

La escuela, ningún otro lugar que nos haga pensar tanto: ¿cómo ganar los puntos de tareas sin tener que hacerla?, ¿cómo copiar en los exámenes sin que lo note el profe?, ¿cómo ligar a la más guapa del salón?, ¿cómo escaparnos sin que lo notaran?, ¿cómo whatsapear sin hacer ruido?, etc.

También solía preocuparme por ¿cómo obtener 10 o mínimo 8 en las calificaciones? Hasta que un día, en la clase de filosofía me revelaron el secreto para obtener 10 en todas las materias, y cómo conseguir TODOS los permisos que quiera de mis padres y en cualquier lugar. ¡Amé filosofía a partir de ese día!

¿El secreto? Bueno en una clase el maestro se puso al frente y dijo: Hay dos teorías filosóficas opuestas ante la verdad y que han sido defendidas de forma reiterada a lo largo de la Historia de la Filosofía: el objetivismo y el relativismo. El objetivismo mantiene la idea de que la verdad es independiente de las personas o grupos que la piensan o formulan. Por el contrario, el relativismo considera que la verdad depende o está en relación con el sujeto, persona o grupo que la experimenta. Y entonces el profe terminó diciendo: ¡no hay absolutos!, todo es relativo. Obviamente me filosofé a mí mismo: ¡Allí está el secreto de la felicidad! Así que comencé a aplicar ese maravilloso principio.

Venía el examen, pero no estudié, no lo necesitaba, tenía la certeza de que tendría 10. Así que llegó el día de entrega de exámenes, el profe nos iba llamando uno a uno y al entregarnos el examen, él sentado en su escritorio, decía en voz alta la calificación. Tocó mi turno, Sr. Cruz, me acerqué tomé el examen y dijo: Cero. Yo respondí, ‘¡No!, es diez.’ El profesor se comenzó a reír, ‘sacaste cero’. ¡No profesor, es diez!, le debatí. ‘Como va a ser diez, si respondiste todo mal’. Y yo entonces le dije con mucho orgullo: ¡Esa es su verdad!, pero como la respuesta a sus preguntas dependen o están en relación con el sujeto, osease conmigo, para mí esas son las respuestas correctas. Y como usted bien y sabiamente nos dijo: ¡no hay absolutos! Usted debe ponerme diez’. Creo que no tengo qué detallar cuánto me pusieron.

Y en casa pasó algo similar: ‘¡Papá!, ¿me das permiso para ir al antro?’. Mi padre respondió: ¿Qué te pasa?, eres apenas un niño, no tienes edad para entrar a esos lugares, allí solo mayores de edad pueden entrar. ¡No tienes permiso! Obviamente si me fui al antro, y al regresar mis padres me exigieron explicación: ‘Amados progenitores, en la escuela aprendí que las verdades no son absolutas, y pues ustedes me ven chico, pero la verdad depende o está en relación con el sujeto, osease yo, y pues yo veo que ya estoy grande. Así que si tengo permiso para ir al antro’. Creo que tampoco tengo qué explicar cómo me castigaron.

¿El secreto para sacar 10 y obtener permiso para TODO? Entender que sí hay absolutos, si hay verdades que nos rigen y que debemos respetar para poder obtener éxito en muchas áreas de la vida: por ejemplo debes estudiar para obtener buenas calificaciones y honrar a tus padres para que te vaya bien en la vida. El mayor absoluto de todos: Dios.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram