Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Una Esposa De 10

Fe: Ver Las Cosas Que No Son, Como Si Fueran. Yo he comprendido que la fe como sembrar la semilla en la tierra, aunque no vea nubes de lluvia aproximándose. En pocas palabras, tener fe, es esperar lo mejor pero actuar como si ya lo tuviésemos. Así que, queridos amigos esposos, aquí les van 10 cosas que pueden sembrar en sus esposas, para que lleguen a ser 'Una Esposa de 10'.

1) GRATITUD... por tanto dile: ¡Gracias por todo lo que haces por nuestra familia!
Ciertamente, los hombres trabajamos mucho, pero nuestras esposas muchísimo en el hogar, como psicologo, doctor y pedagodo con los hijos, como cheff, etc., etc. Además que ella es la que procura la unidad en el hogar y trata de mantenernos unidos. Lo más maravilloso: un simple gracias te lo reciben como collar de perlas.

2) ALABANZA... por tanto dile: ¡Eres una gran mamá y una maravillosa mujer!
Ve más allá del simple ¡GRACIAS! y ahora alábala por todo aquello que hace de maravilla: la comida, la decoración del hogar, el planchado de tu ropa, el aseo, etc. Le estarás haciendo el día.

3) AYUDA... por tanto dile: ¡Deja que yo lo haga por ti!
Tu esposa está consciente de que estás cansado al llegar a casa del trabajo, y aunque ella también lo esté, créeme que quizás no te pedirá ayuda porque prefiere tu comodidad. Así que tú ofrécele ayuda. Ahora que si quieres tener puntos extras: haz el aseo de la casa, lava los platos o tiende la ropa sin avisarle.

4) AMOR... por tanto dile, constantemente: ¡Te Amo Y Mucho!
Los varones somos más simples. Por ejemplo: la noche de bodas para nosotros fue el climax, mientras que para ellas el comienzo. Y Así mismo decir TE AMO para ti quizás sea el clímax; pero para ella será un excelente comienzo, así que acompaña esa frase con un POR QUE, o con un cuánto y hasta para cuándo.

5) COLABORACION... por tanto dile: ¡Déjame, yo arreglo esto con los niños!
Si regularmente compartes el cuidado y ayuda con los hijos, ¡te felicito! Si no es así, considera hacerlo. Si tienes hijos pequeños ofrécete a cuidarlos mientras ella descansa. Dale un día libre de hijos para que pueda ir a tomarse un cafecito o al spa (un baño relajante en tu propia casa puede funcionar). Que de vez en cuando la corrección, o los permisos o negación de los mismos, provengan de ti.

6) AUTOESTIMA... por tanto dile: ¡Cada Día Estás Más Hermosa!
No importa la edad, el tamaño o cuánto lleven de casados. Una mujer siempre desea sentirse admirada por su esposo. A tu esposa le encanta escuchar que para ti eres atractiva. No seas simple: ¡Te ves bien!, dí: ¡Te ves espectacular! ¡Bellísíma! ¡Asombrosa!

7) SENTIRSE LIBRE... por tanto dile: ¡Salgamos esta noche!
Hazle saber a tu esposa que te gusta pasar tiempo con ella, además libérala de la esclavitud de la rutina del hogar.

8) COMPRENSION... por tanto dile: ¡Perdona, cuanto lamento que hayas tenido un mal día!
A tu esposa le interesa saber que te preocupas por como está. Que te interesa y la comprendes en sus frustraciones.

9) VALOR... por tanto dile: ¡Me casaría contigo nuevamente y sin pensarlo!
Esta frase le demuestra a tu esposa que la valoras como mujer. Que valoras el tiempo que han estado juntos. Y que tu compromiso que ella sigue firme.

10) RECIPROCIDAD... por tanto dile: ¿Cómo puedo ser un mejor esposo para ti?
Si se le salen las lágrimas al escucharte decir esto, ríe como niño en una tienda de dulces. Si se queda atónica, shockeada completamente, ríe incontrolablemente. Pero también prepárate para escuchar cosas que quizás no te gusten y que puedan provocar que te pongas a la defensiva. Recuerda, hay mucho que puedes mejorar y que no habías notado.
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram