Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Misión Cumplida



Al momento en que a mi madre le avisaron que tendría un hijo, comenzó a pensar en todas las cosas que sería o que haría cuando fuese grande. Y es que hay algo que no puedes olvidar, cada uno de nosotros viene a este mundo con un propósito. Por tanto, toda mi niñez escuché una y otra vez, y de una u otra forma: ¡tú eres muy especial hijo!

Pero al llegar a la adolescencia, ya no me sentí tan especial. Al contrario, llegué a sentirme insignificante, como un bicho raro, sin habilidades para hacer tan siquiera algo bien. Todo me salía mal, nada de lo que hacía le gustaba a mis papás, mis obras de artes a unos cuántos les gustaba (amigos muy íntimos y alguno que otro familiar). Hasta que alguien me dijo: ‘Dios tiene planes hermosos para ti, planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un grandioso futuro y esperanza’ (Jeremías 29:11). Aunque al momento dije: ‘¿Yo? ¿Cómo? Así como soy será una ¡misión imposible!’

¿Cómo podría pasar de misión imposible a misión cumplida? ¡Fácil! Imitando a aquél que cumplió con el plan de Dios para su vida y cuyas palabras finales al término de esta misión fueron ¡Consumado es!: Jesús.

1. Capta El Plan
Muchas de las frustraciones en nuestra vida resultan de acciones no planeadas. Por actuar sin ton ni son. Pero Jesús no actuaba así, de hecho en Marcos 11 podemos leer que ‘Jesús llegó a Jerusalén y entró en el templo. Después de mirar todo detenidamente a su alrededor, salió porque ya era tarde. Después regresó a Betania con los doce discípulos.’ ¿Por qué no actuó o dijo algo en ese instante? ¿Por qué perder el tiempo nada más viendo? El templo en ese momento parecía un casino, gente negociando tal y como en la siguiente ocasión en la que corrió a los vendedores, ¿por qué no hacerlo en ese momento? Porque Jesús pedía sabiduría al Padre. Eso es precisamente lo que a muchos de nosotros nos falta, por eso nos metemos en problemas constantemente.
Pero no debes olvidar que para eso nos dejó a Su Espíritu Santo, para enseñarnos y guiarnos (Juan 14:26). Debes recordar también que si le pides sabiduría, Él te la dará (Santiago 1:5).

2. Actúa Con Fe Ante Las Pruebas
No todo en el ministerio de Jesús fue fácil. Enfrentó oposición, burlas, incredulidad. Pero ante ello siempre actuó con fe en lo que el Padre haría. Tenía gente hambrienta siguiéndole, miles, y confió en que el Padre le ayudaría a alimentarlos. Personas endemoniadas se le acercaban, y hablaba con autoridad para que esos espíritus inmundos saliesen de las personas. Personas llegaban buscando sanidad, y el Padre los sanaba. Religiosos llegaban con trampas para hacerle tropezar, pero confiaba que el Espíritu Santo le instruyese a responder correctamente. Enfrentó inclemencias del tiempo, pero dormía plácidamente porque sabía que el Padre estaba con Él y no permitiría que la barca se hundiese, pero por si fuera poco, sabía que podía ordenarle al mar que entrara en quietud y así sería.

3. El Plan Es Mayor Que Las Circunstancias
Probablemente en este momento hayan cosas que las circunstancias no sean favorables, o incluso te han hecho creer que será imposible completar con la misión que Dios te ha dado: ser buen padre o madre, buen hijo, mejor persona, terminar una profesión, ser justo, testificar de él, compartir Su Palabra, etc., pero no olvides que todo ayuda a bien a los que aman a Dios.
No olvides que estás en una misión de parte de Dios, por tanto apégate al plan, pide sabiduría, y será Su Poder el que cambiará las circunstancias para que funcionen a nuestro favor. Así que no te enfoques en lo problemas: enfermedad, escasez, etc. Porque el poder de Dios que te ayudará a cumplir con Su plan es mayor que todo.

Asi que ánimo, continúa, porque el plan de Dios para tu vida, porque más misión imposible que parezca llegará a ser una ¡misión cumplida!
  •  
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram