Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Como En Las Mejores Historias



Sam: Es como en las grandes historias Sr. Frodo, las verdaderamente importantesSiempre estaban llenas de oscuridad y peligro, y a veces uno no quería saber el final porque ¿cómo podría ser un final feliz? ¿Cómo puede el mundo volver a ser como antes después de tantas cosas malas? Pero al final, esta sombra es sólo una cosa pasajera. Hasta la oscuridad debe pasar. Llegará un nuevo día, y cuando brille el sol, brillará con más claridad. Esas eran las historias que se recuerdan, que significaban algo aun cuando eras muy joven para entender por qué. Pero creo, señor Frodo, que sí entiendo. Ahora lo sé. La gente en esas historias tenía muchas oportunidades de volverse, pero no lo hacía. Seguía adelante, porque se estaba aferrando a algo.

Frodo: ¿Y nosotros a que nos estamos aferrando Sam?

Sam: A que existe la bondad en este mundo, señor Frodo. Y que vale la pena pelear por ella.

¿Cuántas veces nos hemos sentido así en la vida? Nos hemos visto rodeados de tantos problemas, oscuridad alrededor, como que el Señor Oscuro va a ganar hagamos lo que hagamos, destruyendo nuestro hogar, nuestra familia, a nuestros padres, apartándonos del amor, de la persona amada, rodeándonos de tración, de enfermedad, de muerte, etc. Todo esto te hace pensar: ¿Valdrá la pena seguir luchando? ¿Cómo podría todo esto que está pasando tener un buen final?

Y allí es donde Dios nos recuerda que: el enfrentar pruebas y dificultades nos ayuda a desarrollar resistencia. Y la resistencia desarrolla firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación. Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor. (Romanos 5:3-5).

Por esto también podemos confiar en que TODO nos ayuda a bien. Pero bueno, sabemos que el Señor de los Anillos es un Libro (aunque muchos quizás conozcan más las películas), es una fantasía. Pero si algo he aprendido bien, es que los que escribimos novelas, plasmamos muchas de nuestras experiencias y filosofía de la vida en nuestras obras. Tokien no es la excepción.

Quizás esto no lo sabías, pero JRR Tolkien nació en 1892 en Sudáfrica, y su papá falleció en 1896, así que su mamá se mudó con él y su pequeño hermano a Inglaterra, donde falleció en 1902. Así que JRR Tolkien y su hermanito quedaron huérfanos de ambos padres teniendo él tan sólo 10 años. ¿Cómo alguien tan pequeño sin papá y mamá, teniendo como responsabilidad a un hermano más pequeño, y sin familia, en un país y continente lejos de su hogar podía imaginar un futuro tan feliz y lleno de éxitos?

La vida de Tolkien es un claro ejemplo, de que a pesar de tener un comienzo OSCURO, aún siendo un pequeño e insignificante niñito, se puede cambiar el curso de la historia. La creencia en Dios que su madre deseó inculcar en sus hijos le ayudó mucho a entender el poder de la fe y la esperanza. En que Dios está contigo en esos momentos pasajeros llenos de oscuridad, para disfrutar de la luz del sol brillando inténsamente al pasar estos momentos. 

Con Dios, todo Señor Oscuro que aparezca en tu vida, será tan sólo pasajero, cuyo principio puede ser muy tenebroso, pero el final será glorioso, digno de recordar, y de bendición para quienes te rodean. Así que no vuelvas atrás, no renuncies, continúa hasta la meta. El final que te espera es glorioso.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram