Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

¿Por Qué No Recibo Las Promesas de Dios?

Quizás te ha pasado: te enojaste con Dios porque no has recibido lo que has pedido o se te ha prometido. Pero quizás no has tomado en cuenta que Dios hizo dos tipos de promesas:

1) Las Incondicionales, y éstas no están sujetas a nada que el hombre pueda hacer o dejar de hacer. Por ejemplo: prometió que nunca más enviaría un diluvio, y no importa cuán mal
se porten las personas en el mundo. ¡No lo hará! Lo prometió.

2) Las Condicionales, y en éstas el Señor actuará conforme a nuestras acciones y decisiones. Por ejemplo:
* Dios promete sabiduría... a aquél que se la pida. Así que entre más de cerca vivas del Señor, más entendimiento tienes.
* Dios promete PERDON... a aquél que confiesa su pecado y se aparta de ellos.
* Dios promete SALVACION... a aquél q confiesa con su boca y crean con su corazón q Jesus es el Señor.
* Dios promete que TODO ayuda a bien... a los que le aman.

Dios cumple exactamente todo lo que ha prometido. Pero quizás no has notado que la bendición que aún no has recibido es una promesa condicional, que necesita que tú cumplas con las condiciones necesarias para disfrutar de ellas. Así que examina de nuevo, has tu parte y Él cumplirá la suya.
  •  
Julito Julito Author
Magbis Mejía dijo...

Gracias a Dios por su vida Pastor Julio! DIOS bendice mi vida a través de sus reflexiones, Gracias a Dios por ello.

Julito dijo...

Muchas gracias Magbis.. bendiciones!

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram