Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Cuida Tu Corazón

Cuida Tu Corazón
¿Será importante cuidar lo que escuchamos o vemos? 
¿Qué me dices acerca de los lugares que frecuentas?

Hijo mío, presta atención a lo que te digo. Escucha atentamente mis palabras. No las pierdas de vista. Déjalas llegar hasta lo profundo de tu corazón, pues traen vida a quienes las encuentran y dan salud a todo el cuerpo.
Sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque éste determina el rumbo de tu vida.
Evita toda expresión perversa; aléjate de las palabras corruptas.
Mira hacia adelante y fija los ojos en lo que está frente a ti. Traza un sendero recto para tus pies; permanece en el camino seguro. No te desvíes, evita que tus pies sigan el mal.
(Proverbios 4:20-27)

Si tan sólo tomásemos en forma literal este consejo de la Biblia, hablaríamos solamente de evitar el colesterol, evitar la obesidad y hacer ejercicio cardiovascular para que tu corazón esté trabajando muy bien.

Afortunadamente la Biblia, es más completa, porque cuando la Biblia nos habla del corazón se refiere al “ser interior”, el lugar donde se sientan las emociones, los pensamientos, lo más profundo del ser, lo que lo mueve a pensar, a actuar, a tomar decisiones y a obrar.

Vemos entonces que Dios nos pide que cuidemos, que guardemos, que protejamos nuestro ser en su totalidad. ¿Por qué? Porque la condición en que se encuentre nuestro corazón determina el tipo de vida que llevaremos. Y, ¿cómo lo cuidamos?

Hay cuatro consejos que Dios nos da:
1.Cuida tus palabras y también lo que escuchas.
2. Cuidado con lo que ves.
3. Cuidado con los lugares a los que vas. Y
4. No te dirijas hacia lo malo.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram