Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Aprende A Disfrutar La Vida

Día 91
Para Aprender A Disfrutar La Vida…
Busca Sabiduría En Los Lugares Correctos

La sabiduría, tristemente, no es un champiñón o un trébol de cuatro hojas. No es algo que crece de la noche a la mañana. Al contrario, es como un enorme árbol que comienza como un pequeño brote, que crece y se fortalece, y poco a poco se levanta hacia el cielo, alto y fuerte. Para ser sabio, necesitas aprender a pedir a Dios por Su sabiduría y vivir de acuerdo a Su voluntad. Para ser sabio, busca la sabiduría constantemente.

Para ser sabio, no solo debes aprender a cómo debe vivir un hijo de Dios, sino que debes vivir lo aprendido. Y es que Dios dejó por escrito una pequeña parte de su sabiduría, la necesaria para ti y para mí, en Su Palabra. Deberías estudiarla y meditarla cada día. Si no la entiendes acércate a alguien que te pueda ayudar a comprenderla.

Para ser sabio júntate con buenos amigos que te animen a hacer lo correcto siempre. Y debes vivir de acuerdo a tus creencias. Cuando hagas esto entonces serás sabio y no un necio. Y entonces serás de bendición a tus amigos, a tu familia, incluso al mundo entero.

Así que el día de hoy, dile al Señor: Querido Dios, quiero aprender a confiar en tu infinita sabiduría para poder estar firme sobre la roca. Para poder caminar en esta vida disfrutando de bendiciones. Ayúdame a confiar en tu palabra hoy y siempre. En el nombre de Jesús. ¡Amén!

Si ustedes son sabios y entienden los caminos de Dios, demuéstrenlo viviendo una vida honesta y haciendo buenas acciones con la humildad que proviene de la sabiduría. (Santiago 3:13)
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram