Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Aprende A Disfrutar La Vida

Día 72
Para Aprender A Disfrutar La Vida…
Comprende Lo Que Significa Gracia

Aquí te va un notición: La Gracia de Dios no se gana, ¡afortunadamente! Y es que si fuese una recompensa, nadie la hubiese ganado, ninguno de nosotros tendría los suficientes puntos para obtener tal premio. Jamás podrías acumular los suficientes boletitos de Recorcholis como para obtenerla. La Gracia es ofrecida gratuitamente por Dios, y sólo al aceptarla, nuestras vidas son transformadas desde hoy y para siempre.

La Gracia de Dios no es algo pasado de moda, es lo actual. Y es motivo para vivir eternamente agradecido con Él. Ya que nuestro Padre Celestial espera con mucha paciencia que cada uno de nosotros acepte la Salvación que ofrece a través de Su Hijo y reciba Su Gracia. La Gracia de Dios es suficiente para todas nuestras necesidades, para cada problema y cada dificultad, para cada corazón herido y para cada sufrimiento humano.

Así que el día de hoy dile al Señor: Dios, Tú me has salvado por Gracia. Recuérdame siempre tu maravilloso amor, y que esa gracia es un regalo y no una recompensa que pueda ser ganada. Te alabo por tan hermoso regalo que me has dado, hoy y siempre. Ayúdame a compartir con los demás este precioso regalo. En el nombre de Jesús. ¡Amén!

Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto que, a pesar de que estábamos muertos por causa de nuestros pecados, nos dio vida cuando levantó a Cristo de los muertos. (¡Es sólo por la gracia de Dios que ustedes han sido salvados!) (Efesios 2:4-5)
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram