Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Que Alguien Me Tenga Compasión

Jrs Casos De La Vida Real
¿Qué pasa cuando te señalan y te quieren mantener en el suelo? ¿No hay alguien que pueda mostrar piedad y compasión contigo?
Descubre porque David llamaba a Dios, Señor compasivo y lleno de piedad.

Pero Tú, Señor, eres un Dios compasivo y lleno de piedad, Lento para la ira y abundante en misericordia y fidelidad. (Salmo 86:15)

Recuerdo que en cierta ocasión fui a platicar con un líder religioso porque había hecho algo que me llenaba de vergüenza y quería saber cómo hacer para que Dios me perdonara. Fui con mi problema pensando que me ayudaría a encontrar el perdón de Dios y así sentirme un poco mejor y amado, porque yo sentía claramente como mis amigos me tachaban por lo sucedido, mis familiares que se enteraron también hablaban a mis espaldas, y hasta los primos de unos amigos ahora lo sabían y me quedaban viendo feo (gracias a Dios no había face). Pero después de esa plática me sentí peor que cucaracha fumigada y pisada y que no murió. Me sentí como el más sucio y vil pecador. Y es que no encontré mucho amor en las palabras que me dijeron. Lo que me dijo fue que lo que hice era diabólico y que haber si Dios me escuchaba y perdonaba.

Lo que he visto es que en todas nuestras iglesias existe cierto grado de legalismo. Todos tenemos reglas, leyes y dogmas: “que si la mujer debe usar falda, o no usar maquillaje, que si el hombre use cabello corto y no piercings, que si no debes entrar tomando agua a la casa de Dios, que si debes tomar Coca en lugar de Pepsi, etc., etc.”. Y hasta cierto punto eso no es malo, ya que todos esos límites nos ayudan a distinguir lo bueno de lo malo. Pero no podemos olvidar que lo único que nos puede mantener en una relación con Dios no es la ley, sino Su Gracia. Con todo esto he aprendido dos cosas: 1) que nuestros líderes son personas imperfectas y que no siempre harán las cosas a la manera de Dios, también pueden equivocarse (y de vez en cuando en lugar de animarte, desanimarte), y por eso no podemos ponerlos en pedestales esperando que sean perfectos y cuando no lo sean tirarlos y abuchearlos; y 2) que sólo Dios es el único capaz de darnos total cuidad y amor, sólo Su perdón es lo que realmente importa.

Habrán momentos en la vida en que los demás te acusarán, te señalarán, se burlarán de ti, el enemigo buscará mil y un formas de tirarte al suelo y allí mantenerte, sin duda alguna el Señor en ocasiones te pondrá un siervo suyo que te ayude a encontrar Su voluntad para tu vida; pero en otras ocasiones no será así, porque es cuando Él, personalmente te quiere abrazar y levantarte en amor, compartiendo contigo Su misericordia y Su verdad.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram