Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Sé Un Héroe Para Tu Hijo

Mi Papi Es Mi Héroe
Sé Un Héroe Para Tu Hijo
Descubre por qué debemos intentar ser buenos padres


Debes pensar constantemente en estos mandamientos que te doy en este día. Debes enseñarlos a tus hijos y halar de ellos cuando estás en casa o cuando caminas con ellos; al acostarte y al levantarte. (Deuteronomio 6:6-7)
Lo creas o no, pero es muy común que padres se acerquen a preguntar cómo ser un buen padre. Algunos me dicen cosas como: "Es demasiado tarde para mí". O "No tuve un buen padre por lo que no sé cómo serlo". Y una gran noticia, "¡nunca es demasiado tarde!" Tú puedes convertirte en un héroe para tus hijos. Sé que se puede, es posible, lo he visto una y otra vez.

Y es que debes entender que tus hijos no necesitan ni desean que seas perfecto, pero sí necesitan que estés presente y disponible para ellos, ser amable, cariñoso y que les demuestres amor. Invierte tu tiempo en ellos. Olvídate del mito que dice que "basta con un poco de tiempo pero de calidad". Quizás eso pueda hacerte sentir mejor, pero no sirve para cubrir las necesidades de tus hijos. Y eso es lo que Dios quiere que cumplas como padre.

Presta atención. No existe ningún sustituto para "ti". No hay quien pueda suplirte en la vida de tus hijos. Simplemente no puedes delegar la nutrición espiritual a alguien más. Una mamá no puede suplir lo que puede dar papá. Un papá no puede suplir lo que puede dar mamá.

Muestra y dile a tus hijos que los amas. Vive tu fe delante de ellos. Se bondadoso, bueno, consistente en tu vida y verás cómo te conviertes en el o la héroe de tu hijo.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram