Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

Manos Trabajando

Muchas veces, cuando Dios trabaja en nuestras vidas, las cosas se ponen un poco insoportables e incómodas. Nos topamos con personas que nos incomodan o circunstancias que se salen de nuestro control. Cada vez que te pase así, no te traumes, ni te quieras pegar un tiro ni mucho menos cortar las venas; no te fatigues tratando de cambiar todo a tu alrededor, ¿por qué no buscas dentro de ti? y pregúntate: "Señor, ¿qué estarás queriendo moldear en mi?" y darle gracias.

Lo que he aprendido es que DIOS está siempre más interesado en trabajar conmigo que con las circunstancias que me rodean. En cambiarme a mí, que a los que me rodean. Si entiendes esto, entonces te mantendrás tranquilo en esos momentos, porque buscarás la manera de cooperar con Dios.

Por ejemplo: Alguien aparece y levanta un chisme contra ti, el Señor quizás está tratando con tu orgullo y debes dejar que se diga de ti lo que sea, y permite que ÉL saque a luz la verdad. Quizás se te presenta una enfermedad o crisis económica fuera de tu control, quizás está tratando con tu autosuficiencia y quiere que aprendas a DEPENDER de ÉL. Etc.

¿Quieres ver el cambio? ¿Quieres ver a Dios abriendo las puertas? La respuesta es cooperar con lo que está haciendo, tu actitud en ese momento de prueba, de sufrimiento. Recuerda la promesa, la obra que EL ha comenzado a hacer, no la dejará hasta que esté lista.

Aprende a ver lo que el Señor está tratando en tu vida, para ver pronto la solución. DTB!
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram