Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

¿Cómo Ganarle A Satanás?

Día 4 Con Jesús
¿Cómo ganarle a satanás?
Descubre como Jesús nos enseñó a vencer al enemigo y resistir a la tentación



Lectura: Mateo 4:1-11
El Espíritu Santo condujo a Jesús al desierto para que el diablo lo tentara. Luego de pasar cuarenta días y cuarenta noches sin probar bocado, Jesús sintió hambre y el diablo se le acercó y le dijo: "Si eres el Hijo de Dios, haz que estas piedras se conviertan en pan". Le respondió Jesús: "¡No! Escrito está: Para vivir no sólo es importante el pan: debemos obedecer todo lo que manda Dios".

Entonces el diablo lo llevó al lugar más alto del templo de Jerusalén y le dijo: "Si eres el Hijo de Dios, tírate desde aquí. Las Escrituras dicen que Dios enviará a sus ángeles a cuidarte, y ni siquiera te tropezarás con las rocas". Jesús le respondió: "Pero las Escrituras también dicen: No pongas a prueba a tu Dios".

Finalmente el diablo lo llevó a la cima de una alta montaña y le mostró las naciones del mundo y la gloria que hay en ellas y le dijo: "Todo esto te lo daré si de rodillas me adoras". Jesús le respondió: "¡Vete de aquí, Satanás!. Las Escrituras dicen: Sólo al Señor tu Dios adorarás, y solamente a él le obedecerás". El diablo se fue, y ¡los ángeles llegaron a atender a Jesús!

Reflexión
Tenemos la tendencia de idealizar a las personas que admiramos, a tal grado que nos parece extraño cuando vemos su lado humano. Con Jesús sucede lo mismo, aunque definitivamente Él es Dios, no podemos negar el hecho de que se hizo hombre (100% humano), ¡difícil de creer! Con todo lo que eso involucra: se sintió alguna vez cansado, tuvo sed, tuvo hambre, y aunque para algunos suene vulgar o a blasfemia, también tuvo necesidades fisiológicas. Así que puede entender todas y cada una de nuestras necesidades porque Él también las tuvo.

Y también puede entender lo que pasa en nuestro interior al encarar la tentación. También fue tentado por Satanás, también tuvo que enfrentarse al Rey de la Mentira. Pero, al contrario de lo que pasó con Adán y su mujer, Jesús no fue engañado. ¡Jesús le ganó! Y porque Él ganó, ahora también nosotros podemos ganarle la partida a Satanás, ya que Jesús nos enseñó cómo ganarle.

Muchos hemos pensado "¿Cómo ganarle a Satanás si es un ángel?", otros más hemos pensado "Quizás si tuviera superpoderes o un arma secreta". Pero, si leíste con atención, te habrás dado cuenta que Jesús no usó superpoderes, ni algo sobrenatural para ganarle. Él simplemente usó lo mismo que tú y yo tenemos a la mano:
  1. El poder que nos da el Espíritu Santo; y
  2. La Palabra "Escrita" de Dios, la Biblia.
Si tú has recibido a Cristo en tu corazón, desde ese momento el Espíritu Santo vino a morar dentro de ti, Dios mismo está dentro de ti. Puedes pedirle ayuda durante la tentación. Él quiere que ganes. De igual manera, cuando lees la Palabra de Dios (la Biblia), aprendes promesas de parte de Dios que te ayudarán a resistir la tentación.

Entre más avances en tu fe, más tentaciones vendrán. No es para desanimarte, es para decirte que entre más quieras vivir una vida agradable a Dios, más buscará la forma de desviarte el enemigo. Pero recuerda, Jesús nos demostró que se puede vencer al enemigo y resistir a la tentación.

Antes de terminar tu tiempo devocional: medita en lo que el Señor te ha enseñado. Si tienes un cuaderno a la mano, anota en él lo que aprendiste el día de hoy y luego compártelo con alguien más. Esto te ayudará a recordar más fácilmente lo aprendido.

Finalmente termina tu oración orando.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram