Transfórmate.
renovando tu manera de pensar

¿Necesitas Cambiar Tu Motivación?

Día 3 Con Jesús
¿Necesitas cambiar tu motivación?
Descubre por qué Jesús está interesado en cambiar tu manera de ser y actuar


Lectura Mateo 3:1-17
En aquellos días, Juan el bautista comenzó a predicar en el desierto de Judea. Este era su mensaje: "Arrepiéntanse de sus pecados porque el reino de los cielso se ha acercado". Siglos atrás, el profeta Isaías había hablado de Juan y lo describió así: "Una voz clama en el desierto: 'Prepárenle el camino al Señor; que nada le estorbe a su paso'".

Juan usaba ropa hecha de pelo de camello y se la sujetaba con un cinto de cuero. Su alimentación consistía en langostas del desierto y miel silvestre. Toda la gente de Jerusalén, de todo el valle del Jordán y de toda Judea, iba al desierto a escucharlo. A los que reconocían que eran pecadores, él los bautizaba en el río Jordán. Y cuando vio que entre los que iban a bautizarse había muchos fariseos y saduceos, les dijo: "Crías de víboras, ¿quién les dijo que así podrán escapar de la ira de Dios que vendrá sobre ustedes? Demuestren, antes de bautizarse, que están arrepentidos. No crean que les basta con decir que son descendientes de Abraham porque Dios puede sacar hijos de Abraham aun de estas piedras. El hacha está lista para talar los árboles que no den fruto y arrojarlos al fuego. Yo bautizo con agua a los que se arrepienten de sus pecados; pero después de mí vendrá alguien que es más poderoso que yo y él bautizará con el Espíritu Santo y fuego. ¡Yo ni siquiera soy digno de desatar sus zapatos! Él está listo para separar la paja del trigo; quemará la paja en un fuego que nunca se apaga y guardará el trigo en su granero".

Jesús fue desde Galilea a donde estaba Juan en el río Jordán, para que lo bautizara. Pero Juan no quería hacerlo. Le decía Juan a Jesús: "¿Cómo va a ser eso? ¡Tú eres el que debería bautizarme a mí!" Le respondió Jesús: "Juan, bautízame, porque nos conviene cumplir lo que Dios manda". Y Juan lo bautizó.

Cuando Jesús salía de las aguas del bautismo, los cielos se abrieron y vio que el Espíritu de Dios descendía sobre él en forma de paloma; y una voz de los cielos dijo: "Este es mi Hijo amado, y en él me complazco".

Reflexión
Déjame decirte que de lo que leímos ayer a hoy, han pasado 30 años aproximadamente. Y ahora nos topamos con un hombre llamado Juan, quien era un profeta enviado por Dios con la misión de preparar el lugar y a las personas para la llegada de Jesús el Mesías. Por lo que Juan predicaba acerca del arrepentimiento, palabra que básicamente significa "cambiar de manera de pensar y cambiar en tu manera de actuar". En pocas palabras, cambiar de forma de vida, dejar de vivir a la manera del mundo para vivir a la manera de Dios.

Entre las personas que venían a Juan el bautista podemos identificar a dos tipos de personas. ¿Lo notaste? Por un lado aquellas personas que en verdad confesaban sus pecados y querían cambiar de vida. Por otra parte, aquellas personas que sólo seguían al montón y no querían perderse de lo novedoso. Los primeros se bautizaban y cambiaban sus vidas; los segundos recibían un regaño y una exhortación de parte de Juan.

Pregunta obvio, ¿Por qué llegas a la iglesia? ¿Por qué en verdad quieres escuchar el mensaje que te permitirá cambiar tu manera de vivir y recibir el perdón de tus pecados? ¿O eres como el montón, vas porque te llevan, porque es lo novedoso en la ciudad, porque allí va la chica o chico que te gusta, etc.? Este día, es un buen día para preguntarte ¿por qué voy a la iglesia?

El único que puede cambiarte desde adentro es Jesús. Así que, ¿qué necesita ser cambiado en tu vida? ¡Nunca es tarde! ¿Necesitas cambiar los motivos que tienes para ir a la iglesia? ¿Necesitas cambiar tu manera de ser y actuar?

Antes de terminar tu tiempo devocional: medita en lo que el Señor te ha enseñado. Si tienes un cuaderno a la mano, anota en él lo que aprendiste el día de hoy y luego compártelo con alguien más. Esto te ayudará a recordar más fácilmente lo aprendido.

Finalmente termina tu devocional orando al Señor.
Julito Julito Author

Por fecha

Por tema

Eres el visitante

About Author

Soy Julio César Cruz Ocaña, mejor conocido como Julito, y junto con mi esposa somos pastores de adolescentes del Centro Cristiano Filadelfia en Chiapas Mexico. ¿Te interesa saber mi edad? Soy de 1978 y tuve la oportunidad de conocer a Cristo desde los 16 años y es lo mejor que me pudo haber pasado, ya que ahora disfruto de la vida plena y abundante que solo Jesucristo puede dar. Estoy casado (desde el 2003) con una maravillosa mujer a través de la cuál el Señor me ha bendecido: Ciria; y con quien tengo la dicha de tener dos hermosas niñas: Ana Belén y Vania Daniela. Y juntos servimos al Señor cuidando y pastoreando a un montón de hijos e hijas adoptivos (mis juniors).

Follow by Email

Labels

Header Ads

Blogger templates

Latest Post

Follow Me On Instagram